Glosario Nadsat – Español

Ya no me acuerdo de la película. No me acuerdo que ahí enseñen el libro titulado “A clockwork Orange”. Para mí, sí es importante. Pero no juzguen, ¡oh amigos míos! a este vuestro Humilde servidor si en algo se equivoca.

En el libro tampoco nos cuenta qué pasó con Pete (aunque sí lo recuerdan).

kolova

Here we go…

apología: disculpas
bábuchca: anciana
besuño: loco
biblio: biblioteca
bitba: pelea
Bogo: Dios
bolche: grande
bolnoyo: enfermo
boloso: cabello
brachno: bastardo
brato: hermano
bredar: lastimar
britba: navaja
brosar: arrojar
bruco: vientre
bugato: rico
cala: excremento
cancrillo: cigarrillo
cantora: oficina
carmano: bolsillo
cartófilo: papa
clopar: golpear, llamar
cluvo: pico
colocolo: campanilla
copar: entender
coscha: gato
coto: gato
cracar: golpear, destruir
crarcar: aullar, gritar
crastar: robar
crichar: gritar
crobo: sangre
cuperar: comprar
chai: té
chaplino: sacerdote
chascha: taza
chaso: guardia
cheloveco: individuo
chepuca: tontería
china: mujer
chisna: vida
chistar: lavar
chudesño: extraordinario
chumchum: ruido
chumlar: murmurar
débochca: muchacha
dedón: viejo
dengo: dinero
dobo: bueno, bien
domo: casa
dorogo: estimado, valioso
dratsar: pelear
drencrom: droga
drugo: amigo
duco: asomo, pizca
dva: dos
filosa: mujer
fuegodoro: bebida
gasetta: diario
glaso: ojo
gloria: cabello
glupo: estúpido
goborar: hablar, conversar
goli: unidad de moneda
golosa: voz
golová: cabeza
gorlo: garganta
grasño: sucio
gronco: estrepitoso, fuerte
grudos: pechos
guba: labio
gular: caminar
imya: nombre
interesobar: interesar
itear: ir, caminar, ocurrir
joroschó: bueno, bien
klebo: pan
lapa: pata
litso: cara
liudo: individuo
lontico: pedazo, trozo
lovetar: atrapar
lubilubar: hacer el amor
málchico: muchacho
malenco: pequeño, poco
maluolo: mal, malo
maslo: manteca
mersco: sucio
meselo: pensamiento, fantasía
mesto: lugar
militso: policía
minuta: minuto
molodo: joven
moloco: leche
mosco: cerebro
munchar: masticar, comer
nachinar: empezar
nadmeño: arrogante
nadsat: adolescente
nago: desnudo
naito: noche
naso: loco
niznos: calzones
nocho: cuchillo
noga: pie, pierna
nopca: botón
nuquear: oler
ocno: ventana
ochicos: lentes
odinoco: solo, solitario
odin: uno
osuchar: borrar, secar
pe y eme: papá y mamá (mención honorífica a papapa)
pianitso: borracho
pischa: alimento
pitear: beber
placar: gritar
platis: ropas
plecho: hombro
plenio: prisionero
plesco: salpicadura
ploto: cuerpo
poduchca: almohada
polear: copular
polesño: útil
polillave: llave maestra
ponimar: entender
prestúpnico: delincuente
privodar: llevar, conducir
ptitsa: muchacha
puglio: miedoso
puschca: arma de fuego
quilucho: llave
quischcas: tripas
rabotar: trabajar
radosto: alegría
rascaso: cuento, historia
rasdrás: enojo, cólera
rasrecear: trastornar, destrozar
rasudoque: cerebro
rota: boca
ruca: mano, brazo
sabogo: zapato
sacarro: azúcar
samechato: notable
samantino: generoso
sarco: sarcástico
sasnutar: dormir
scasar: decir
scolivola: escuela
scorro: rápido
scotina: “vaca”
scraicar: arañar
scvatar: agarrar
schaica: pandilla
scharros: nalgas
schesto: barrera
schiya: cuello
schlaga: garrote
schlapa: sombrero
schlemo: casco
schuto: estúpido
silaño: preocupación
siny: cine
sladquino: dulce
slovo: palabra
sluchar: ocurrir
slusar: oír, escuchar
smecar: reír
smotar: mirar
snito: sueño
snufar: morir
sobirar: recoger
sodo: bastardo
soviet: consejo, orden
spatar: dormir
spachca: sueño
spugo: aterrorizado
staja: cárcel
starrio: viejo, antiguo
straco: horror
subos: dientes
sumca: mujer vieja
svonoco: timbre
svuco: sonido, ruido
synthemesco: droga
talla: cintura
tastuco: pañuelo
tolchoco: golpe
tri: tres
tuflos: pantuflas
ubivar: matar
ucadir: irse
uco: oreja
uchasño: terrible
umno: listo
unodos: coito (no mete-saca)
usy: cadena
varitar: preparar
veco: individuo, sujeto
velocet: droga
vesche: cosa
videar: ver
vono: olor
yajudo: judío
yama: agujero
yarboclos: testículos
yasicca: lengua
yecar: manejar un vehículo

Y para recordar en el futuro o para crear nuestro propio modus vivendi con un giro interesante:

Alex, Georgie, Pete y el Lerdo iban al Bar Korova a tomar “leche plus”. Hacían el unodós, unodós y le invitaron tragos a las viejas en el “Duque de Nueva York”.

El 6655321 tuvo que enfrentarse con La Técnica de Ludovico, no sin antes haber leído la primera hoja de La Naranja Mecánica (de F. Alexander) que decía:

Para oponerme al intento de imponer al hombre,

criatura que crece y puede demostrar bondad,

que es capaz de beber el néctar que brota de los labios barbados del Señor,

para oponerme al intento de imponerle leyes y condiciones sólo apropiadas

para una creación mecánica,

levanto la acerada pluma…

Ahora escuchemos la gloriosa Novena…

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s