Del “suicidio” de Torrez

“Se me disparó el arma mientras la limpiaba”.

No.

No decía eso ninguna nota…pero yo no me creo el cuento del suicidio respecto a la muerte de Adolfo Tórrez.

Casualmente, Escalante está ocupando el puesto de Fiscal en el momento clave. Sale a beber el viejo. Lo dejan salir “a caminar” en la noche, ebrio.

¡Pura mafia!

Este país es un asco.

La prueba forense determinó que Tórrez no tenía restos de pólvora en sus manos, una señal que aparentemente indica que el ex dirigente político no disparó un arma de fuego. Escalante, sin embargo, aseguró que la ausencia de pólvora se explica por los procedimientos hospitalarios. La noche en la que ocurrieron los hechos, el ex director departamental fue trasladado supuestamente con vida al Hospital de Diagnóstico, donde lo lavaron con alcohol y yodo, químicos que, según explicó el fiscal, hacen desaparecer todo rastro de pólvora de las manos.

A partir de ese testimonio, surgieron las preguntas de los periodistas a los fiscales que dieron una conferencia de prensa el miércoles. Por ejemplo, ¿cómo si el testigo se descuidó y primero escuchó el disparo, todavía alcanzó a ver a Tórrez apuntándose el arma contra el tórax? Y luego, por qué el arma de fuego supuestamente percutada para matarse, no estaba debajo del cuerpo de la víctima, si según la autopsia Tórrez al parecer había caído de bruces, pues tenía algunas lesiones en rodilla y cara producto del golpe en el suelo.

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s