Bestialismo “cool” por ser histórico

Europa (Εὐρώπη) era una princesa, hija del rey fenicio Agenor y la reina Telefasa de Tiro; se decía que también descendía de Ío, princesa que había sido transformada en ternera.

Un día en que Zeus vio la princesa recogiendo flores en un prado junto a sus amigas, se enamoró perdidamente de ella.
Sabiendo que Europa era tan hermosa como casta, Zeus decidió utilizar un engaño para seducirla.
Junto a las muchachas había una manada de vacas pastando, pertenecientes al mejor rebaño de Agenor, el padre de Europa. Así que Zeus se transformó en un hermoso toro blanco y se escondió entre las vacas.

Las muchachas no tardaron en reparar en su presencia. Aquel era el toro más grande, fuerte y bello que habían visto nunca. Europa se dirigió hacia el animal, y éste, a pesar de toda su fuerza y podería, se mostró manso y juguetón, permitiendo que las muchachas lo adornasen con las flores que habían recogido. (¿TAMBIÉN HABÍAN RECOGIDO LAS FLORES? ¡SÍ QUE AMABAN LA NATURALEZA! ERAN DE PETA)
En un momento dado, confiada como estaba, y fruto de un misterioso impulso, Europa se subió a lomos del toro. (¿MISTERIOSO IMPULSO? ESTABA HORNY)

Pero tan pronto como lo hubo hecho, el animal salió corriendo en dirección a la orilla del río, obligando a Europa a sujetarse desesperradamente a sus cuernos.
El toro se adentró en el río, en el cual el agua era cada vez más profunda y la corriente más fuerte. Europa, atemorizada, se aferraba cada vez más fuerte a la grupa del animal. (AJA, A LA GRUPA)

Finalmente, llegaron a la Isla de Creta, donde Zeus reveló su identidad a la joven. Ésta engendró con él a tres hijos: Minos, radamanto y Sarpedón. El acto amoroso tuvo lugar bajo un platanero, árbol cuyas hojas se volverían perennes al presenciar este acontecimiento. (EL TORO LE HABLÓ, PERO MANTUVO LA FORMA Y LUEGO JOY JOY)

Europa se convertiría en la primera reina de Creta y se casaría con Asterión, y posteriormente con Asterio.
Zeus entregó tres regalos a Europa: Talos, un autómata de bronce; Laelaps, un perro que nunca soltaba a su presa, y una jabalina que nunca erraba.

Mientras tanto, en Fenicia, la familia de la princesa lloraba su pérdida (¿QUE SE PERDIÓ O QUE SE HIZO UNA PERDIDA?), pues desconocían su paradero.
Cadmo, su hermano, decidió ir a buscarla, aunque para ello tuviera que recorrer todo el mundo conocido.

Sin embargo, jamás logró descubrir el lugar donde Zeus la había escondido, e incapaz de regresar a casa y soportar el dolor de su padre, decidió fundar una nueva ciudad: Tebas.

Posteriormente Zeus inmortalizó al toro blanco en el que se había convertido para raptar a Europa en la constelación de Tauro. (¡YEAH! SOY UN SECUESTRADOR).

Para ver más representaciones del rapto de Europa hagan clic AQUI, la última es la más bonita.

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s