Lunáticos. El observatorio en San Juan Talpa

El centro cultural de España Concultura organizó estos viajes al observatorio de San Juan Talpa para conmemorar el aniversario del alunizaje. Por supuesto, me apunté.

Y ayer, hacia allá nos dirigimos.

Punto de reunión: el teatro presidente. Luego un busito cómodo con aire acondicionado (y el respectivo refrigerio) para movilizarnos hacia ese lugar donde hubo tres conferencias, la luna analizada desde tres aspectos: el astronómico, ¡bien interesante!, luego el antropológico (que suena interesante pero fueron quinimil páginas leidas por un antropólogo de la Tecnológica que me durmieron, literalmente) y luego Carmen González Huguet se encargó de hablar de la luna y la literatura. Los dos que no nos durmieron tenían diapositivas.

¡ven! Los medios audiovisuales son sumamente importantes.

Pude preguntar porqué a veces se ve la luna en el día. Y es porque aún no ha terminado de hacer su respectivo movimiento y porque el cielo está despejado.

La tierra y la luna además de moverse en su órbita y trasladarse, tienen su propio movimiento oscilatorio tipo trompo o mujer sexy moviendo su cadera y es por eso que siempre vemos la misma cara de la luna (un 57% de su superficie), aun cuando el lado oscuro está iluminado y no tiene las manchas que vemos nosotros.

Este mismo movimiento de la tierra hace que el señor de la lamparita nos diga que la estrella polar que antes veían (hace dos mil años) no es la misma que vemos ahora. Es decir que ese punto de referencia es ahora distinto.

Llovió ayer…como siempre en esta época, así que estaba nublado. No vimos nada en el cielo.

Los días propicios para ir son de octubre hasta marzo dijeron. Algunos días hay suerte y se quedan toda la madrugada viendo. Sólo abren el primer sábado de cada mes…pero me imagino que debe ser una caravana la que se atreva a llegar hasta allá.

FUN FACT. El gran telescopio que se mueve solito como si Satán lo manejara bajo su influjo, no es el primero que tenían. El primero sirve (y lo consideran hasta mejor que este), pero su base se arruinó. Y es que es de los años sesenta. Es una donación… ¿de quién? ¡Oh! estoy feliz de su pregunta. Este antiguo telescópio pertenecía al suegro de Cristiani. Él tenía su propio domo y este pequeño telescopio…a las hijas les hacía estorbo para construir condominios, así que ¡Qué diablos! lo donaron.

Es como cuando uno descubre grandes obras entre los libros usados porque alguien no les veía valor alguno…bendita ignorancia.

Había de todos: gays, geeks, freaks y las viejas insufribles que tenían que comentar durante todas las presentaciones y decir cosas como ¡Qué bonito! ¡ah Sí!! o ¡claro!…viejas infelices. Pero fue bonito.

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s