Tour nocturno

La noche ha caído y unos 300 turistas nacionales y extranjeros se encuentran en una de las principales plazas de San Salvador: la plaza Libertad. La mayoría de estos rodean a Carlos Cañas Dinarte, historiador salvadoreño y graduado de la Academia de Historia Nacional. Lo escuchan cómo domina y revela, con cierta prisa y a través de un megáfono, las historias que ni en el buscador de la web más eficiente puede encontrar. Otros, con su cámara en mano, se retratan en grupos familiares frente a uno de los monumentos más representativos y emblemáticos ubicados frente a la plaza Libertad, en pleno Centro Histórico de la capital.

Es el monumento donde el 21 de septiembre de 1821 se juró la fidelidad del acta de independencia, la cual se firmó en Guatemala el 15 de septiembre del mismo año. La infraestructura, que tiene una especie de pileta al pie para que una llama eterna recuerde que ahí se juró ese acto, ahora solo hace competencia con un barril de desechos. Como lo explica el historiador, el gran valor histórico que tiene este sitio como el resto de lugares que rodean toda la plaza, hoy por hoy no deja de ser un “pasto” o parte del centro “histérico”, el cual vale la pena explorar y conocer por cultura general, al mismo tiempo que sirve para un relax nocturno en medio de la semana.

La Policía de Turismo (POLITUR) lo ha denominado “Tour nocturno”. Esta es la institución que engendró esta nueva modalidad como parte del turismo interno que desde noviembre del año pasado nació para fortalecer las relaciones con la comunidad turística nacional y extranjera, con el fin de rescatar la identidad cultural y valores históricos. Al mismo tiempo “es una manera diferente de acercarse con las comunidades, según explica el subcomisionado Vladimir Cáceres.

 

Para algunos es una locura hacer este tipo de tours, para otros es culturizante, es momento para conocer amigos y disfrutar en familia. Una turista española, identificada como Fernanda, aseguró que ni en su país se realizan estos tipos de paseo que a su criterio son “estupendos”.

Lo novedoso de este tipo de turismo es que es gratuito, pero a aparte de eso es seguro. Hay unos 30 agentes de esta división policial que se encargan de guiar los autobuses. Al filo de las 10 de la noche, cada uno regresa a casa con un conocimiento más de su terruño y con el agrado de haber salido de la rutina de la semana.

Lea la noticia completa AQUI y por favor, no vaya, porque yo voy a ir supuestamente y no quiero que el cupo esté lleno.

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s