Activistas hondureños hablan con Amnistía Internacional

En uno de los incidentes más graves, el 23 de septiembre, la policía lanzó botes de gas lacrimógeno al interior de su oficina en Tegucigalpa, cuando Dina y otros colegas se encontraban allí. El mensaje de los que habían tomado el poder estaba claro: defender los derechos humanos era parte del problema, no la solución.

Dina cree que el problema subyacente en Honduras es la ausencia de justicia que prevalece desde la década de los 80, cuando centenares de personas murieron o desaparecieron a manos de las fuerzas de seguridad hondureñas.

“Las generaciones que sufrieron la represión de los 80 –los hombres y mujeres que fueron víctimas de homicidio y desaparición y cuyos familiares todavía no han logrado que se haga justicia–, toda esta impunidad acumulada y los autores de abusos contra los derechos humanos que se pasean tranquilamente por las calles en Honduras, todo esto tiene que ver con lo que está pasando ahora. Nos enseña que cuando la represión no se castiga, vuelve a ocurrir”, afirmó Dina.

“Tememos represión judicial, represión policial, represión militar. ¿Qué significa esto? Hay que reformar y volver a constituir todas estas instituciones y empezar de nuevo, con un nuevo procedimiento.”

LEA EL RESTO AQUÍ.

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s