Where the Wild things are

Una persona bien sabia me dijo que a ella no le había gustado mucho la película, que le había aburrido. Y anoche, viendo los primeros treinta minutos, la entendí perfectamente.

Después de “Being John Malkovich” y “adaptation”, estaba esperando lo nuevo de Spike Jonze con muchas ansias. Sin embargo, en esas dos, tenía al genio de Charlie Kaufman escribiendo.

Charlie Kaufman es tan buen guionista que pudo crear junto a Michel Gondry, “Eternal Sunshine of the spotless Mind”, lo cual inspiró a Gondry a pensar que podría hacer por su cuenta una película rarita y creó “La ciencia de los sueños” y luego “Be kind rewind”, esta última no tan mala como la primera que -para mí- tiene demasiados efectos visuales que te distraen y no tiene ni una trama ni personajes que te importen.

Ahora volvamos a la película de la que estamos hablando. Una vez que podemos ver a todos en una “pila”, ya podemos ver la escena con KW y ahí es donde, para mí, la película empieza a mejorar.

Lamentablemente el ritmo no se mantiene durante toda la película.

Definitivamente no es una película para niños, pero es para adultos que todavía pueden permitirse pensar como niños y recordar a través de eso, viéndolo desde otra óptica y buscándole nuevas interpretaciones (como leer “Peter pan y wendy” o “Alicia a través del espejo”).

Entonces ¿me gustó o no me gustó?

Sí me gustó, pero definitivamente pudo haber sido mejor. La elección de las voces fue tan perfecta, que no te distrae en absoluto y sólo me pregunté quiénes serían -casi- al final de la película. Las figuras son bien bonitas y están bien hechas y quizás la atención se fue tanto de ese lado que la elección del protagonista fue pésima. Para mí, ese es el principal problema: el niño Max Records no tiene carisma, me cayó mal desde el principio y, en ningún momento, pude sentir simpatía o lástima por él como para esperar que lo comprendieran.

SPOILERS:

¿Qué hubiera cambiado? Aparte del niño, me hubiera gustado otro enfoque de la historia, verla desde el punto de vista de los monstruos y que el niño entrara en escena para, hasta el final, enterarnos de lo fastidioso que era y de que (talvez) cada monstruo simboliza una parte de sí mismo; me hubiera gustado que “Carol” no hubiera tenido la oportunidad de despedirse de Max, que ahí hubiéramos podido ver cuánta energía se pierde estando enojado y que uno debe aprovechar cada momento. Definitivamente no es una película para niños y el final no es feliz, así que podrían haber aclarado que Max era sólo un ser humano y por eso no podía evitar tener que irse.

Sin embargo, creo que ahora ya habiéndola visto completa, podré disfrutar de una segunda vuelta y esperar por lo bueno, por el escondite estomacal, por la mala vibra de Judith, el bracito irremediablemente destruido y todo lo bueno, a pesar de los problemas de ritmo y a pesar de que Tom Hanks sea uno de los productores.

Una última cosa: I’m not gonna eat my feet up anymore.

Anuncios

2 comments

  1. Pingback: Viendo “Her” | Ex360
  2. Denise · marzo 20, 2010

    De verdad, la imagen del poster genera espectativas, pero las dos veces que la he intentado ver ( o tres) me he quedado dormida en diferentes partes y nunca he sobrevivido hasta el final.
    Creo que el elnguaje de los monstruos no me hacía sentir que eran monstruos, la imgen de los cuerpos era interesante y diferente, pero cuano hablaban eran cualquiera…

    el sountrack es lindo.

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s