Let’s talk about God, baby ♪

No sabía en qué categoría poner esta conversación. Como no hay una para religión, ocuparé la de pseudocultura. Hay que enojar gente por todos lados (y en igual medida), así que acá va la conversación de las personas A, B y C:

A  tiene su propio bagaje religioso, se crió católicamente, pero ahora es bastante escéptico.

B es un poco blasfemo y curioso con los libros que hablan de lo oculto.

C es una persona bien religiosa.

A se queja de que la gente últimamente es muy religiosa y sólo pasa mencionando a Dios para todo. Le preocupa que la gente tenga que poner a Dios en todas partes y no asuma las responsabilidades de su propia vida.

C le dice que está bien, que en estos tiempos de crisis es necesario ponerse en las manos de Dios, encomendarse a él porque sin Él (con mayúsculas) no somos nada.

B le dice que esa es la perfecta excusa que ocupan las personas horribles en este mundo para hacer el mal. Que generalmente son las peores personas las que mencionan constantemente a dios y que sólo lo hacen para poder tener sus conciencias tranquilas. Piensan que al rezar e ir a misa, ya estarán en paz con él y no tendrán que lidiar con las consecuencias de portarse mal y hacerle daño a otras personas o actuar egoista e hipócritamente.

C le dice que si eso lo dice por los casos de violaciones a niños en el vaticano, la misma Biblia habla de los lobos disfrazados de cordero y que Dios no está representado en esas personas que obran mal.

B se burla y le enseña la presentación de “la gran ramera“.

C se queda callado, levemente ofendido.

A pone un poco de orden y le dice a B que respete, pero también le hace a ver a C que la iglesia ha cometido muchos errores y que se ha aprovechado históricamente del miedo de las personas. Le comenta del libro que ha empezado a leer sobre “la bestia” en el Apocalipsis (o libro de las Revelaciones), es hecho por un grupo religioso. En él expresan que todos se han equivocado antes tratando de definir qué o quién es la bestia y cuál es su marca, que “Dios dice mis pensamientos no son sus pensamientos“, entonces no se puede interpretar a lo que él se refiere…pero dos párrafos más abajo dicen que no se puede determinar cuál puede ser la marca de la bestia hasta que aprendamos qué o quién es la bestia. O sea que sí lo llegaremos a saber si leemos este panfleto aleccionador.

B aprovecha para comentar como los cristianos fundamentalistas aprovechan la ignorancia de las personas con fines políticos también.

C le dice que un buen cristiano tiene que saber que no hay nada escrito, que no se puede conocer la voluntad de Dios y hasta que Él diga estaremos en la tierra y nadie puede fingir conocer su santa voluntad.

A le dice que no todo el mundo ve la Biblia como un libro escrito por personas, que agradece haber podido leer el libro de Isaac Asimov, Guía para la Biblia: Antiguo Testamento y que le gustaría leer la parte del nuevo testamento porque, aunque sea algo cansada la lectura, es bien interesante. Lo que más le interesaría saber son los hechos históricos detrás del Apocalipsis.

B le dice que ¡exacto! no todo el mundo toma la biblia como una guía y la asumen como palabra directa de dios y que van y siguen ciegamente al sacerdote como si esa fuera la única forma de acceder al “reino” (con su tono sarcástico).

C se burla porque B le envió un link para bajar el libro de San Cipriano.

B retoma la palabra porque quiere aclarar que los simbolismos del apocalipsis le gustan mucho. Le parece sumamente interesante la poesía que tiene. Le encanta el capítulo 13 que supone el más famoso y dice que la parte de “Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia,…” le hace pensar únicamente en Dick Cheney manipulando a George W. Bush, y le recuerdan también a su famoso “eje del mal” y lo fácil que es imaginar al ex-presidente marcando a sus “aliados” en las frentes o manos derechas para recibir sus bondades “americanas”.

(Y acá viene mi paréntesis porque a mí personalmente me parece más poética-lírica-extrañamente atractiva y atrapante la versión en inglés de ese capítulo)

A retoma la palabra y expone su preocupación. En este mundo cambiante y con tantos problemas, la gente tiende a buscar una solución mágica y de repente se piensa en retomar “valores” o “creencias” anteriores porque “todo tiempo pasado siempre fue mejor”. ¿Qué tal que regresamos al oscurantismo? ¿Qué tal que la gente se vuelca ciegamente a la religión que tan cerrada ha demostrado históricamente ser?

C le dice que no TODA la iglesia es así y que esta gente dentro de la iglesia es mala, son instrumentos que “el enemigo” utiliza para desprestigiar a la iglesia como un todo y alejar a sí a los demás de Dios.

B dice que los que tienen el poder y controlan la iglesia, sí son así.

C dice que es nuestro deber pedirle a Dios que nos ilumine y nos permita hacer lo más indicado, reconocer el mal y alejarnos de él y, principalmente, hacer el bien, tener a Dios en nuestros corazones.

B gira los ojos y demuestra su escepticismo.

A se guarda sus preocupaciones y se queda pensando en que va a seguir leyendo su panfleto aunque sepa que no responderá sus dudas y seguirá preocupándose por el poder de los “cristianos” intolerantes con musulmanes y demás guerras “santas”.

 Aleluya, Amén

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s