Proteger a las niñas

Una noche, Pascaline estaba sola en su tienda cuando un hombre entró, la violó y la golpeó.

Pascaline denunció los hechos, pero la investigación no prosperó y el hombre que la violó sigue en libertad y vive cerca de ella. Víctima y agresor se han cruzado varias veces desde entonces. Ella vive aterrorizada por si él se entera de que denunció la agresión e intente matarla.

Por desgracia, en Haití son muchas las mujeres y niñas que sufren violencia sexual y muchos los agresores que disfrutan de total impunidad. Hay víctimas que ni siquiera denuncian porque carecen de información, otras porque sencillamente no confían en que la policía les proteja.

Medio año después del terremoto, el trabajo que queda por hacer para que se escuchen las voces de las víctimas es inmenso. Por eso, un equipo de Amnistía Internacional sigue trabajando para investigar y denunciar violaciones de derechos humanos en el país.

Por favor, firma aquí nuestra petición al Gobierno haitiano para exigirle que garantice la protección de todas mujeres y niñas en los campos de desplazados improvisados.

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s