Koinoboris en el Saburo

Hoy fui a saciar mi curiosidad y le pegué una visita al Saburo Hirao para ver los Koinoboris.

Los Koinoboris son las banderitas que ponen para celebrar la niñez en Japón. Tienen forma de peces carpa. Tienen esa forma de pez porque son fuertes, tenaces y perseverantes (CON S). Hubo coro de “niños japoneses en El Salvador” y también coro de niños y niñas de la Catedral Nuestra Señora de los Pobres, de Zacatecoluca.

Sí hizo falta más viento para que ondearan todas las japobanderas como era debido. Pero no importó. Lo más importante fue…

¿La alegría de los niños?

¡NO!

La diversión mía al encontrar los errores ortográficos por todo el Saburo Hirao, ¡donde los niños aprenden de historia natural mientras destruyen su lengua materna!

La primera cosa divertida fue conocer el destino trágico del león marino que vino a parar a este país por el no-existente cambio climático. Además de la perseverancia (Con C) también cuentan con un pequeño jardín con plantas medicinales. Todas bien divertidas. Todas están en mi flickr. Pero acá tengo que hacer una selección especial.

La primera será el jengibre con G y su utilidad para afinar la voz.

¿Tiene una enfermedad seria como el asma…o caspa? Pues la Salviona es para usted.

¿Se siente como niño tierno asustadizo? Esto es lo que usted busca.

No estoy burlándome de la medicina natural. Dios sabe que he crecido gracias -y a pesar de ella. Algunas veces he sentido la necesidad de tomar extracto de hojas frescas y el vómito conseguido ha hecho pensar a la gente que estoy bolo y, por ello, combaten mi hipo con la ayuda de la ruda.

¿No le gusta emborracharse? ¿Qué le parece otro tipo de narcóticos? Si en condiciones deplorables hace algo con alguien indeseable, la cura que necesitará después también la tenemos, se llama sacatinta. Si en su estado simplemente fue atacado por algún animal y lo orinó salvajemente, busque curarina.

¿Quiere bajar la fiebre o quiere pararla? ¿No se decide? ¿Qué tal bararla? 2×1 gracias al falso riubarbo. Si tiene una simple “costipazón“, ocupe zacate limón. Pero por supuesto que usted todo eso ya lo sabía.

Lo que le apuesto que no sabía es que podía arreglárselas, simplemente parando sus vías urinarias (inserte risas grabadas aquí).

Después de ver el espectáculo, pude curiosear la biblioteca a mi antojo y agarrar los libros sólo para niños.

Uno encuentra cosas bien interesantes y nada tétricas. ¿Quién no querría imaginar esta cabrita como su madre? ¿Quién no querría volverse amigo de las ratas, alimentarlas y ser alimentado por ellas en su madriguera para recibir monedas de oro después? ¿No suena bien rico? Por supuesto hay un hombre envidioso que trata de hacer lo mismo al final. Pero se pierde y, buscando la madriguera donde el dinero abunda, llega abajo de su propia casa donde su esposa, creyendo que es un topo, le echa agua hirviendo. ¿No es la historia más bonita del mundo?

Y hay más. Vayan. Les pido que encuentren todos los errores en las notitas de los libros traducidos al español. Es algo divertido y te reta a tí también, amigo adulto ¡¡Vamos!! Acércate a Israel  Japón pon.

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s