A ti, amigo transportista

Te hablo a tí, amigo empresario. A ti que te preocupas tanto por la familia salvadoreña y que, por su propia seguridad, la desprovees de transporte. A ti que serías incapaz de manejar una mafia y de evitar competencia que pueda perjudicar tu bolsillo.

Quiero agradecerte por no irte a huelga…aún. Tú te sabes más importante que los médicos o las mujeres campesinas. Yo también lo sé. No me enojaría contigo si bloqueas mi paso. Tú lo vales. Tú sólo recibes un pequeño subsidio del bolsillo de los mismos usuarios a los que quieres cobrarles medio dólar y únicamente de vez en cuando se te perdonan las 356,346 multas por infracciones de tránsito. ¡Eso no basta!

Todos deberíamos saberlo.

Tu flotilla es pésima única y exclusivamente por la crisis económica. Los doctores pueden esperar 3 años para un bono. Tú no. Tu labor es más cansada y más importante. ¡¡Oh señor!! Líbranos de la desgracia de no poder subirnos a tu bus sin timbre que no hace las paradas debidas.

Supongo que sería una blasfemia de mi parte sugerir que te quiten todos los subsidios y te cobren todas las multas. Algunos pensarán que será mejor que el usuario reciba directamente ese subsidio en la canasta básica o por medio de boletos de tránsito. Pero yo jamás. Yo te soy fiel, amigo empresario, porque reconozco la loable labor de tu equipo que me lleva apretado en tu minibusito que no acepta otra ruta en la zona.

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s