Rabbithole

Un día de estos vi la película de Nicole Kidman y Aaron Eckhart. Ella está nominada a un golden globe por su actuación. Probablemente la traigan a nuestro país dentro de dos años, con un título como “Se han llevado a mi hijo” y se pregunten porqué nadie la va a ver y concluyan que no hay un público aquí para ella.

La película es dirigida por John Cameron Mitchell y, según he leído, fue Kidman quien lo invitó a dirigirla. Ella se interesó en este proyecto porque es una adaptación de una obra de Broadway. No creo que sea un musical y si es musical, debe ser rarito.

La verdad es que me gustó bastante la película. Es una buena adaptación (talvez sea más fácil adaptar obras de teatro al cine para hacer cosas buenas). Para mí, las escenas más “divertidas” eran las de Eckhart y Sandra Oh (quien me cae bien desde la película “Guinevere” y a quien, con Dios como testigo, jamás veré en “Grey’s Anatomy”).

Ahora viene el PERO. Por supuesto, soy yo. Me gusta que esté llena de gente que se ve bastante normal, excepto los protagonistas, pero Eckhart no te distrae, Nicole Kidman sí, ¿por qué? porque se jodió increíblemente la cara y aun cuando de lejos logra verse como en sus mejores momentos, uno puede ver sus cejas todas raras y medio tiesas. La boca que otros critican por inflada, no me molestó tanto la verdad.

¿Por qué se habrá hecho eso siendo tan bonita?

Pero, a pesar de eso, vale la pena verla. La recomiendo

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s