Fragmentos de Abril

“Ein Tag mit April Burns”, “Retrato de Abril”, “Un festin à New York”. IMDB tiene varios títulos para la misma película: Pieces of April.

Yo recuerdo haberla rentado en VHS allá por el 2004 en Tony Video justo frente a la Tapachulteca Miralvalle. Ya no existen ni los VHS, ni Tony Video, ni la Tapachulteca. Sin embargo, he tenido la oportunidad de reencontrar esta película a través del cable en varias oportunidades. Últimamente con mayor frecuencia.

Antes de ayer, la última vez que la vi fue el día de navidad, oportunidad que me pareció extremadamente apropiada porque mi madre andaba con el stress de las fiestas -que yo nunca logro entender- y yo andaba con ese sentimiento de ¿soy lo suficientemente bueno?, que creo es bueno tener de vez en cuando.

Creo que en ese entonces no conocía la genialidad de Patricia Clarkson, la mamá de April que sufre de un cáncer terminal y que jamás ha podido tener una relación normal con su hija (I only have one *nice* April memory. Only one. She was about three or four. And she was sitting at the window. An she turned to me and said “oh mother don’t you just love every day?”). Menos mal ahora sé más. Soy más viejo, más sabio y más modesto. Para mí, saber que ella está involucrada en alguna película es definitivamente un factor atrayente. Tiene el rango perfecto: ni muy afligida por su malestar, ni extremadamente caricaturesca como en “Easy A” (no es que en esta última me haya parecido mala, pero alguien como ella o Tucci en la vida real serían personas realmente detestables).

Volvamos a la película. Aunque sea una historia sencilla es la manera en que está contada lo que la hace atractiva. El hecho de que esté filmada con cámara digital le da un aire más “humano” y hace más fácil perderse en la fantasía de que no estás viendo “ficción” (la perfecta iluminación y encuadres artificiales son el principal problema -creo yo- con las pseudo películas de miedo de estos tiempos modernos). Tiene un aire más real (quizás porque todos trabajaron por 248 dólares al día) y también tiene una musiquita nada invasiva, otra de las cosas que ahora aprecio más y que me ha hecho descargar ilegalmente su banda sonora. Realmente todos actúan bien en mi opinión, excepto Sean Hayes que es otra versión de “Jack McFarland”.

Y finalmente llegamos al punto en el que hablamos de Katie Holmes y pensamos en esta y su actuación en “Wonder Boys” y uno no puede sentir cierta pena y pensar en lo que pudo haber llegado a ser si no fuera por su loco esposo y su fastidiosa maternidad. Gracias, Cienciología.

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s