Camino a Arcatao

Camino a Arcatao, vi una mujer en medio del cañal. Estaba ella sola, con su machete, y con toda la siembra por delante para limpiar. Pensé de dónde venía esta mujer y en sus hijos o hijas. Cuál es su destino, qué espera ella de ellos. ¿Ellos pensarán en el origen de su madre, en lo fuerte que se ve ahí ella sola independiente contra el mundo?

Más y más rótulos del “Chalate Country club”. Más moteles, incluyendo el “Dos amantes”. Un señor con su aparato para fumigar a la espalda y no puedo evitar notar el parecido que tiene con esas personas que venden café y andan cargando sus cajotas.

No he ido nunca a Cihuatán. Un camino: a la Lomita. Se ve bonita y quisiera tomar fotos desde ahí arriba.

Hay una casa que se vende. Está en medio de la nada, no tiene techo, ni ventanas. Quizás por eso se vende.

Más arquitecturas de remesas, ¡Cuatro pisos!

El MOP está invirtiendo 7.5 millones para arreglar la calle de Chalatenango-Arcatao. Parece que dentro de 4 meses deberían ir entregando la obra. No lo van a lograr. Las mujeres también se han empoderado. Les permiten participar en la construcción de la carretera: son las encargadas de las banderas que le dan paso a los carros, todas son mujeres + un minusválido. Los que trabajan la mano de obra son todos hombres, de variadas edades. Veo jóvenes y pienso cuáles son sus perspectivas (reales y soñadas).

Nos vamos acercando cada vez más. Me cuentan la historia de una mujer que les pide “ride” a los motociclistas y sólo es por un tramo corto. Ellos ni se dan cuenta cuando ella ya se ha bajado y luego regresan con fiebre y los pelos de punta. “Es la versión moderna de la Ziguanaba o La sucia”, digo yo. Horas más tarde me contarán que el sacerdote fue con unas personas por esa área y encontraron algunos restos de masacre. Mi chiste ya no es gracioso, ¿alguna vez lo fue?

Pasamos el Sumpul. Pasamos la Radio Sumpul. Pasamos Nueva Trinidad. Llegamos a Arcatao.

Entre los lugares que visitamos está el centro de formación “Mártires del Sumpul”. ¡Dios! Yo ya estuve en este exacto lugar. Sí recuerdo haber venido a Arcatao, pero no los detalles, hasta que veo el anfiteatro y súbitamente recuerdo que nos quedamos a dormir aquí. Era una excursión del colegio y lo que más recuerdo es que había grupos haciendo sociodramas. Uno de ellos nos llamó la atención a nosotros pequeños-burgueses-con-sentimiento-de-culpa. En él el muchacho quería invitar a una mujer a ir y “divertirse” a la quebrada. Ese era el lugar más divertido de la zona. ¿Es eso lo que más recuerdo de mi visita a esta zona alrededor de 1999? No. También recuerdo que había varias casas aún con marcas de balas en las paredes. Hoy ya no las vi. Eso es triste, esas cosas no deben olvidarse, ni tampoco la gente que murió masacrada.

Anuncios

One comment

  1. torhec · octubre 15, 2013

    se ve lindo arcatao, quisiera conocer mas de alguna amiga de ese lindo lugar mi dirección de correo es htorres@salud.gob.sv ó htorres719@yahoo.com

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s