Arturo Cuyas dice…

Y siguiendo con las enseñanzas de Armengol, aquí les traigo otra frase. ¿Ven? Cervantes tenía razón cuando dijo que no hay libro tan malo que no tenga algo bueno.

No le estoy tirando a nadie con su sombrerito típico y sus peroratas sobre el nacionalismo que contradice las ansias de tratados de libre comercio y bienvenidas a multinacionales. Es sólo una reproducción ilegal del trabajo de este autor:

“El que verdaderamente ama a su Patria no necesita alardear con palabras ese amor: lo demuestra con hechos, trabajando para honrarla y enaltecerla.

El que la denigra no la quiere; el que constantemente saca a colación sus defectos, sin hacer nada por su parte para remediarlos, y sólo tiene lengua para ensalzar lo extranjero, es un mal hijo que reniega de su nombre.

Has de saber que en todos los países hay cosas buenas y dignas de loa y otras que son detestables. El tuyo no es una excepción a la regla, pues hay en él cosas admirables que no tienen los demás, al lado de otras que ciertamente pueden y deben mejorarse…”

“…El civismo, o sea el interés tuyo y de todos que llamamos procomún, te obliga no sólo a respetar las leyes, sino a exigir que las cumplan tus conciudadanos, y hasta los mismos jueces, autoridades y funcionarios. El patriota irlandés Curran repetía en sus discursos esta frase: El precio de la libertad es una eterna vigilancia.

Sí; vigilancia para que no se dicten leyes injusta; vigilancia para que las justas no se tuerzan; vigilancia para que se cumplan las buenas y se deroguen las malas; vigilancia para que la justicia se administre con estricta imparcialidad; vigilancia para evitar que las autoridades cometan abusos y los funcionarios públicos prevariquen; vigilancia, en fin, para que ningún ciudadano infrinja la ley en perjuicio de los demás o contravenga las ordenes municipales causando daños y molestias a los vecinos”.

En noticias totalmente diferentes, ¿Qué piensan de la situación de los militares? ¡Menos mal que respetan la ley de amnistía que me beneficia a mí como salvadoreño común y corriente! ¡Uff! ¡Si no existiera! ¡Cuánto afectaría al bien público!

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s