Reencontrándome con Izalco

Era el año 2007 cuando me tocaba ir constantemente a Izalco. Podía tomarme el tiempo para encontrar rutas alternas (Y encontrar el increíble propósito para el cual fue creada la incompleta Diego de Holguín*), podía tomarme el tiempo de recorrer el mercado y traer piña dulce y queso del mercado a mi casa. Justo dejé de ir antes de que la alcaldía pasara a ser del Frente. Volví a ir un día con toda rapidez y no me tomé el tiempo para percibir cambios.

Ayer estaba en Jujutla (Ahuachapán), lugar que exploraré con tiempo y calma en alguna otra ocasión. Talvez pueda averiguar el significado de esta bandera. La cuestión es que decidimos almorzar en Izalco para que mi guía turística conociera esa parte de Sonsonate siempre eludida.

¡Oh Sorpresa! La Iglesia de Dolores estaba abierta de par en par y no había misa. Por primera vez pude meterme a verla. Había promesas para el niño Jesús. Es interesante este sincretismo: es algo cristiano, pero las promesas y agradecimientos pegados no dejan de tener algo pagano. Más aún cuando me acerco a la estatua de San Judas Tadeo que tiene a sus pies fotocopias que le dan municiones a la lucha evangélica contra las imágenes creadas por el hombre. Esta copia que fue el precedente de los fastidiosos correos de niñas perdidas que hay que buscar o las donaciones de Bill Gates por cada reenvío dice así:

Cuando te encuentres en una situación difícil, por enfermedad, crisis moral o económica, debes saber que San Judas Tadeo te acompaña. Esta es una cadena que da la vuelta al mundo por devoción a San Judas Tadeo, promuévela.

Saca 81 copias, visita 9 iglesias católicas y deposita 9 copias en cada una de ellas; luego reza un Padre Nuestro a las ánimas del Purgatorio.

Esta cadena la envía una de las millones de personas que a lo largo del mundo tiene Fe y Confianza en San Judas Tadeo, por ningún motivo debes burlarte del propósito que dicha cadena tiene, así que por favor no la interrumpas dejando de promoverla. 

(¿Cuando la tomé para burlarme, la interrumpí?)

ANTECEDENTES

El Presidente de Brasil la envió y no le dio ninguna importancia, a los trece días se saca la lotería. Otra persona, Ezequiel cortez, lo tomo en broma y pidió a su secretaria que la hiciera, pero no las envió, a los trece días perdió su empleo. Así mismo Isabel Colván, las perdió y estuvo a punto de abortar.

(Si dice nombres propios, debe ser verdad).

Afuera vimos un bonito monumento conmemorativo de los indígenas que murieron en la zona. Lo han puesto en las ruinas de la antigua iglesia de Dolores. Eso fue hace poco.

Luego recorrimos el parque y fue raro ver a los trabajadores de la alcaldía con sus uniformes rojos. ¡Es increíble! Después de que Izalco fuera el bastión de ARENA, donde iniciaban sus mitines por ser una emblemática tumba donde los rojos una vez terminaron (¿?).

En la antigua unidad de salud me informaron que, finalmente, la Casa de los Barrientos estaba abierta. Desde que yo iba ahí sabía de los rumores de que la cooperación italiana estaba restaurándola. Ahora ya todo parece ser más real. Don Mario Lelec nos dio el tour. Perdón porque no estoy seguro si ese era su apellido. Me dije a mí mismo que era tan raro que no lo iba a olvidar y sí lo olvidé. Él me dijo que seguramente a casi toda su familia la exterminaron en el 32 porque son poquitos los que tienen ese apellido. Él toda su vida ha vivido por “el estadio”.

Mario nos contó que las últimas descendientes de los Barrientos murieron ya viejas y nunca se casaron porque su papá les metió la idea en la cabeza de que eran feas y que sólo las querrían por su dinero. El cuarto de ellas es el que tiene el escudo de las florcitas. El cuarto de los padres tiene dos puertas con dos escudos: en uno se ven unas culebras envolviendo un huevo del que salen flores. Mario dice que simbolizan el pecado del mundo. Yo pensé que talvez serían los dueños viéndose como víboras entre sí, unión de la que salen los once (¿?) hijos que tuvieron, que serían las flores. En la otra puerta el escudo son un par de flores.

Otra cosa buena es que adentro de la casa hay un taller de restauración de imágenes. Es un trabajo arduo, pero yo le dije a don Mario que debería aprender él también y así luego talvez le enseñe a algún nieto.

En uno de los salones se ven los ladrillos pequeños de la época (que mi amiga Rosie ya habría querido reemplazar con unos de cerámica) y en otro guardan registros antiguos de la alcaldía a los cuales don Mario hubiera querido darles fuego si no fuera por la pena de cárcel que conllevaría. Yo hubiera querido curiosearlos.

Fue bonito ver cómo las cosas pueden avanzar de a poquito. Más tarde me encontré con alguien que no había venido al país en quince años. No me imagino cómo debe ser ver ese enorme cambio por primera vez.

Las fotos:

Y sí hay un cambio triste: ya borraron a lo Norman el graffiti que decía “Viva la clase obrero campesina” que estuvo ahí por años y años.

*ACTUALIZACIÓN 03/08/2015: Si quiere saber cómo siguió el caso de la Diego de Holguín, haga clic aquí. Le predigo que todos saldrán libres. Ojalá mi siguiente actualización dijera que mi predicción fue errada.

Anuncios

One comment

  1. Aniuxa · septiembre 9, 2011

    Por lo menos yo tengo una foto con la histórica frase.

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s