Damnificados en San Julián

No sé si han estado pendientes de las noticias, la lluvia o de mirar por la ventana. El Salvador ha sufrido una enorme tormenta toda la semana y otra depresión se acerca. Los níveles de agua ya se acercan o son los mismos que los del Huracán Mitch; sin embargo, la noticia más importante de la semana para CNN es que en China ya hay indignados como en Wall Street.

Bueno. Lo entiendo…no somos tan importantes como para chequear nuestro bienestar o para que la BBC lo informe a los londinenses que no se imaginan el impacto del cambio climático para familias que han perdido toda su cosecha familiar, sus cosas, sus casas o, peor aún, sus vidas.

Todo esto parecería el típico discurso de solidaricémonos y hagamos esto y lo otro, pero no lo es. No porque no deba hacerse. Yo esperaría que todo el mundo se hubiera solidarizado ya con estas personas. Sin embargo este es mi momento de ser egoísta y de quejarme de mi situación al encontrarme cara a cara con la realidad de nuestros compatriotas por cuestiones laborales y darme cuenta de que estoy facilitando la vida de alguien más para que talvez pueda ayudarles a ellos cuando yo con gusto quisiera estar ahí y hacerlo por mí mismo. Me dio tristeza llegar a San Julián y saber que hay 8 albergues (oficiales y no oficiales) con muchísimos niños.

Hay grupos que han llegado a entretener a estos niños, ¡Pero es con la palabra de Dios! … lo siento, no me gusta. No porque crea que es malo, sino porque no les dejan más opción que oír eso. ¿Y si no es eso lo que quieren? No importa, ¿qué más pueden esperar?

Afuera un carro deja oír sus poderosas bocinas con otra prédica…¡Por dios! ¡Basta! No puedo sentirme bien cuando una ancianita está entrando al refugio y pienso que ella ya sólo debería estar tranquila en su casa, disfrutando de sus “años dorados”, no todavía luchando por su sobrevivencia: ¡Ya luchó mucho! Y luego el gobierno se toma su tiempo para pedir ayuda internacional. ¡Dios! ¿Cuánta lluvia es necesaria para que esta gente pueda recibir lo que necesita?

Y lo peor de todo es que puede que reciban lo que necesitan…hoy.

¿Y después? Llegará un momento en que necesiten ayuda para recuperar sus vidas, ¡para alimentarse! Y eso requerirá un esfuerzo sostenido, algo a largo plazo…pero todos estaremos pensando para ese entonces en la noticia del momento o -como yo- en nuestros cuestionables trabajos o en cómo olvidarnos de ellos, pero no en estas personas. Y eso no es justo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

2 comments

  1. RONALD · octubre 30, 2011

    ok, pero ahora cuentanos que has hecho tu por ellos.

    • ex360 · octubre 30, 2011

      My point exactly

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s