Photoliving 3: Santiago

Ya hablé sobre Villa Grimaldi. No pude aguantarme. Pero realmente debí ir en orden cronológico, dado que ese fue el último lugar santiagueño visitado antes de zarpar hacia otras partes de Chile.

Pero he decidido que esta entrada sea multi-tasking: será continuación de mi serie “Photoliving” y me permitirá documentar el viaje de una manera más gráfica y sexualmente explícita entretenida.

Al principio, cuando aún pensaba que iba a encontrar un lugar lleno de conciencia política, las paredes se dirigieron a mí y me dijeron “Nuestros lamentos son más sofisticados“. Luego vería en la última foto de esta serie que no estamos tan mal en El Salvador. Valparaíso nos traería más sorpresas con el grafitti, pero aún no hemos llegado ahí. Respetemos el orden.

Hasta mostraron ser más directos para probar su punto:

Aprendimos sobre el uso eficiente del espacio…

Que Clinton se merece su picá.

Y puede que esté relacionada con este otro local (Humor hispano)

Siguiendo los consejos de Wendy Sulca, queríamos hacer que todos vieran ese lugar, esa gente, esos sabores. Y curioseamos en el mercado central.

¡Idéntico al nuestro!

¡Vamos, amiga! ¡No desfallezcas! ¡Puedes vender más!

Es momento de encontrarnos a nosotros mismos.

¿Saben qué necesitamos?

No.

No a Boca Ancha.

Necesitamos un encuentro con Dios. ¿Qué tal la catedral? ¿Te parece, amigo? ¡Bien, acompáñanos!

¿Cómo dices?

¿Empieza a darte miedo?

¡Rayos!

¡Tienes razón!

¡Vámonos de aquí!

Talvez te apetezca un poco de mote con huesillo para refrescarte

Sí, lo entiendo.

A mí también me pareció demasiado dulce…en contraste a lo insípido del resto de las comidas.

¡Oh no! You didn’t!

Yes, I did.

Un poco de cultura nos caería bien.

Visitemos el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos.

No se permiten fotos adentro. Lo siento.

Pero aprendimos sobre los caballitos de mar. Los caballitos de mar se volvieron bien emblemáticos para los presos políticos porque al estar vendados eran lo único que podían ver a sus pies.

Mhh…esto es demasiado real e intenso. Después de las historias significativas, vamos a olvidarnos de todo. Hagamos fila para entrar al teatro.

Bonito, ¿verdad?

¿Por qué llevan eso?

Bueno. Ha terminado la danza.

Nada de telas chillonas. Una técnica bastante buena y una excelente producción y dirección.

Dejemos el recinto. Nos están echando porque ya es muy noche. Finalmente ha oscurecido en esta zona del planeta.

Ignoremos al señor defecando en la vía pública y a la calle MacGyver porque hacia ahí NO está nuestro hostal

Y estamos listos para presenciar el futuro en la biblioteca…

Si debo ser honesto, la biblioteca fue antes del teatro y el orden cronológico no ha sido respetado…pero es más divertido contar la historia así. Si quiere ver el set completo, vaya acá. Completo, pero no absoluto porque son demasiadas fotos y usted se aburriría mucho.

¿Qué emocionantes aventuras están por venir?

¿Seguiré tuteando en los siguientes posts? Vuelvan para descubrirlo.

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s