Otra ronda de pensamientos

Pero estos no son aleatorios. Increíblemente están conectados entre sí.

Ayer me di cuenta por casualidad de que estábamos en la teletón. Gracias a Dios hoy puedo vivir sin darme cuenta de que esas cosas pasan. Ayudemos al niño hoy y olvidémonos de cambiar permanentemente el sistema de salud para siempre.

Este fin de semana me he sentido enfermo, así que no me he entregado a mi libertina vida de desenfreno continuo que busca llenar el vacío en mi alma. Por esa razón anoche decidimos sólo ver películas con mi amiga Dora. Me contó que los amigos de su hermana (a quien llamaremos “Betty”) habían querido ir a ver a Los Rabanes. (¿¿???)

¿A los Rabanes?, pregunté yo. Y luego ambos nos reímos. Los únicos dos éxitos de Los Rabanes se dieron cuando nosotros estábamos en bachillerato, hace más de 10 años. Sólo este país debe seguir dándoles de comer. Y lo peor es que Dora me dijo que parece que abrieron una fecha más. ¿Tan desesperada está la juventud salvadoreña de hacer cualquier cosa o de encontrar un pretexto para emborracharse en la playa de noche?

Entonces…vine y busqué sobre los rabanes. Y descubrí que iban a estar en la teletón (full circle), así como también Olga Tañón (de moda cuando estábamos en séptimo u octavo) y que buscaban llegar a 1.8 millones de dólares…¡¡¡!!!!

¡Cuántas deducciones de impuestos para las buenas compañías donantes!

Y en uno de los blogs que hablaban sobre un disco de los Rabanes, estaba un link hacia esta entrada sobre Toño Salazar con esta frase bonita:

Aquellas cosas ocurrieron en 1920. Si la guerra interna ya nos parece lejana, 1920 es como otra galaxia. ¿Para qué recordarlo, pensarán los pragmáticos, si el país tiene cosas más urgentes?

Definitivamente nuestro país es raro. La gente no se acuerda de cosas trascendentales; pero todavía es capaz de pagar para ir a ver grupos cuya ínfima gloria fue hace bastante tiempo atrás. Los Rabanes ni siquiera ocupan un lugar en la historia musical de nada.

¿Ven? Todo estaba relacionado entre sí

Era una entrada META.

Nota aclaratoria: Dora es el tipo de persona que a media película te pregunta ¿Por qué?, ¿Qué es eso?, ¿Ese era el mismo? u otras preguntas semejantes. A pesar de que ya le hayas dicho antes cosas como: No sé, yo también la estoy viendo hasta hoy o Ya la vi, pero es más divertido si lo descubrís por vos misma.

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s