Lo último del libro de Oriana Fallaci

Terminé el libro y se los recomiendo un montón.

Acá les dejo una plática final después de que a ella le dispararon…¡En México! Casi muere desangrada y ya en el hospital fue encontrada por un torturado Moisés que se sentía culpable de haberla hecho vulnerable. Habla de él y de alguien más conocido en Vietnam:

“-Siempre hay un Moisés que rescata a los demás. Y los demás…¿Qué te dijo Nguyen Van Sam?”

– Me dijo: Son inocentes porque son hombres.

– Precisamente

….

– Y aquí ¿qué sucede, François?

– Nada. No sucede nada. No se fusila a nadie y no se va a la Luna. Hay sol y es suficiente.

– No es el mismo sol de nuestro Nguyen Van Sam, de nuestro Vietnam, ¿verdad François?

– No. No es el mismo sol, ni el mismo mar, ni la misma gente. ¿Los has visto?

Como si los hubiese visto. Millares de cuerpos tendidos bronceándose en la playa de Copacabana: inmóviles, indiferentes, irresponsables con respecto a cualquier cosa que ocurriera en torno a ellos o en el mundo. Lagartijas. Ricos y pobres, blancos y negros, jóvenes y viejos, hombres y mujeres. Lagartijas al sol. Y las lagartijas se apartaban de aquel sol con un salto, sólo para dirigirse al estadio de Maracaná, enarbolando banderas, pero ¿sabes qué banderas? Las de los equipos de fútbol.

– Paralizados y felices.

– Y sin embargo, dicen que el próximo Vietnam sucederá aquí, François.

– Ya estaba convencido yo antes de verlos. Pensaba en Che Guevara y decía: dejo hombres para encontrar otros hombres, se desencadenará el terremoto en ese continente y yo estaré allí para ver. Pero Che Guevara ha muerto, lo hicieron matar mientras disfrutaban del sol. Y aquí no habrá ningún terremoto. También a ellos les ha tocado la inyección…un centímetro cúbico, un milímetro cúbico basta para inmunizarte toda la vida.

– Pero, ¿qué es, François?

– Es un producto muy complejo y al mismo tiempo muy simple. Porque está compuesto de muchas sustancias y de ninguna: felicidad, salud, democracia, sindicatos, sexo, televisión, kleenex, jazz, dentífrico anticaries, flores de plástico, Holiday Inn moteles, la Luna. Sí, también la Luna. Nos desembarcarán y harán que olvidemos a todos los Moisés, a todos los Nguyen Van Sam.”

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s