La cultura institucional de la Secretaría de Cultura

Magdalena Garradino, la “actual” Secretaria de Cultura (hasta agotar existencias) le salió enojada a El Diario de Hoy. Y le fue mal. ¡Le dieron seguimiento a su noticia hoy al escribir sobre la renuncia de Marily Ávila y las opiniones de los lectores! ¿Qué? ¿No es lo más normal del mundo que el periódico publique el sentir de los lectores? Que tuvieran algo contra ella NO TIENE NADA que ver.

¿Y cuál es la noticia a la que le están dando seguimiento? Al supuesto despilfarro que está haciendo esta mujer al mudarse de oficinas. Ella dice que sólo está dándole seguimiento a un contrato ya hecho por su predecesor, Héctor Samour… ¡¡Oh, Oh! Él la desmiente. Y sindicalistas piden su cabeza.

 

¿Pero cómo pasa esto? Esta señora nos decía que este era “un país de artistas” y que todos éramos “hacedores de cultura”. Nos decía: “Es que la responsabilidad del gobierno es promover y dar un impulso, pero la responsabilidad de la cultura es de todos, porque todos hacemos cultura, cultura no son sólo las expresiones artísticas, entonces nosotros estamos impulsando la música, impulsando los coros, impulsando el teatro a través de homologar el proyecto, tratando de hacer del CENAR (Centro Nacional de Arte) un lugar vivo, la Escuela de Danza también, tratando de impulsar un CENAR en occidente“. ¿A nadie le dio mala espina esto? ¿Cultura no son sólo las expresiones artísticas, entonces impulsamos música y coros? ¿Es que estas no son expresiones artísticas? ¿Haciendo del CENAR un lugar vivo? El CENAR no ha avanzado gracias a los manejos de cierta arquitecta y luego a la gestión de un par de personajes venidos desde Juilliard, incapaces de adaptarse a la realidad de este país donde la mayoría de las personas no tendrían los medios económicos a los que ellos han estado acostumbrados. El CENAR ya ha sido tomado antes por sindicalistas y las cosas han seguido igual (¿O peor?): Instrumentos en mal estado, profesores negligentes y buenos profesores desaprovechados y, recientemente, la burocracia para intentar usar sus instalaciones. El alumno no puede llegar solo al aula. Están con llave. ¡¡Se corre el riesgo de que esconda una marimba o un violoncelo en su bolsón!! Obviamente un artista que está estudiando no necesita un espacio para estudiar y practicar. Si acaso lo necesitara, puede ir a alguna de las casas de la cultura que Granadino no ha cerrado aún. ¡¡Duhh!

Es lamentable como este gobierno nos esta llevando al precipicio y mas grave en la parte cultural, porque que (sic) saben los de la izquierda de cultura, ya que ademas no les importa.” #6

 ¡Usted lo ha dicho, doctor Ventura!

“Depende de qué vestigios son, si es una pirámide pues no se puede. Si son tiestos, se hace una labor de rescate. No se puede impedir una urbanización por unos tiestos”, dijo a El Faro el 7 de febrero de 2007, el entonces presidente de Concultura, Federico Hernández, jefe de Sermeño. El tono de desdén con que Hernández y Sermeño se referían a la importancia de lo hallado en el terreno, en relación con la importancia de construir viviendas, contrastaba con lo que planteaban los arqueólogos de Concultura, que en su momento dijeron no estar de acuerdo con la “liberación” de la propiedad.

A pues no. Quizás no tiene nada que ver con que sean de izquierda o de derecha sino con su total desconocimiento de cultura y arte y sentido común. Después de eso, capturaron al ex director de Concultura por daños irreparables al patrimonio de la humanidad…y le pegaron en la mano y le dijeron “No, ya no”.

Esta destrucción de la institucionalidad del arte ya viene desde hace tiempo. Funes pareció que iba a darle un cambio (¿A qué no?) haciendo una consulta después de la cual se eligió a Breny Cuenca. Los artistas unidos no la querían. Bueno, luego Funes la quitó. Y luego vino Samour, que luego se fue también (Al menos fue por una promoción resultado del despido de alguien más).

¿Suena a que la cultura ha tenido un papel de vital importancia para el gobierno?

Para mí no.

Nunca fue realmente claro porqué quitaron a Cuenca. Hubo críticas y se dijo que la primera dama tuvo que ver.

Al parecer otro punto incandescente es, según Cuenca y sus directores, el intento de la Secretaría de Inclusión Social, Vanda Pignato, esposa del presidente Funes, de trasladar la Orquesta Sinfónica Juvenil, hacia su área de trabajo, a lo que Breni Cuenca se negó rotundamente, debido a que la música pertenece a las artes. La Secretaría de Inclusión lo negó en un primermundista comunicado. Sin embargo, ahora uno lee comentarios como este:

Simplemente un comentario, entiendo (sic) que no es amiga del Sr. Presidente si no (sic) de la esposa y ella por agradecimeinto (sic) que les presto (sic) su casa para el casamiento deja que hag (sic) lo que quiera. En relaiones (sic) exteriores tampoco la quisieron JAMAS. Simplemente no le gusto (sic) el centro de gobierno y no quiso subri (sic) gradas, lo manifesto (sic) ella por su boquita.” #4

  • PAOLA GUARDADI
    Miércoles, 11 de Abril de 2012 – 12:13:02

¡Nooo! Eso no puede ser. Vanda no puede tener vela en el entierro. Jamás hemos oído de una primera dama que haga cosas como esas. Sería impensable que ella pudiera tener algo parecido a una lista de favoritos y una lista negra. ¿Quién haría eso?

 

Ah.

No pretendía que llegáramos a ningún punto. Lo único que quería era presentar aquí los hechos. La cultura se supone que eleva las almas, que apela a lo etéreo, que aspira a elevar las sociedades, bla bla bla. ¿Suena a que las autoridades alguna vez han tenido esto presente? No. Y no creo que eso vaya a pasar en un futuro cercano. De lo contrario, habría una figura con visión a largo plazo que designaría personas especializadas para que encabezaran las diferentes áreas bajo su dominio; se encargaría de conseguir auditores externos que investigaran corrupciones y abusos de autoridad, que también indagarían el sentir tanto de los empleados como de los estudiantes quienes -esperaría yo- tendrían que ser la prioridad de instituciones formadoras de conciencias, de mentes que tengan como finalidad crear un nuevo arte, con identidad, con propuestas, con sentido.

Si la familia es la base de la sociedad, ¿Qué es esta secretaría para las artes? ¿Un reflejo de todo lo que hay afuera? ¿Cómo va a transformarse algo a través del arte entonces?

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s