Meditaciones de Verano II

Hola queridos y fieles lectores que agonizan cada vez que tardo en plasmar algo en este sitio. Quiero seguir compartiéndoles fragmentos del libro “Summer Meditations” de Václav Havel. Ahora quiero compartir su posición sobre el gobierno y la promoción de la cultura. Es sumamente interesante.

Por mis ideales políticos, debería quedar suficientemente claro que lo que me gustaría acentuar en todos los sentidos en mi práctica de la política es la cultura. Cultura en el sentido más amplio de la palabra, incluyendo todo desde lo que podría llamarse la cultura de la vida diaria hasta lo que conocemos como una cultura refinada, incluyendo las artes y las ciencias.

…La mayoría de nuestros artistas han, inconscientemente, ido acostumbrándose a la interminable generosidad del estado socialista. Subsidiaba un gran número de instituciones culturales y oficinas, desconociendo si una película costaba uno o dos millones de coronas o si alguien iba siquiera a ir a verla…El estado comunista sabía donde se encontraba el mayor peligro: en el reino del intelecto y el espíritu. Sabía quién debía pacificarse a través de una irracional generosidad…(pero) a pesar de los sobornos, premios y títulos derrochados, los artistas estuvieron entre los primeros que se rebelaron.

…La cultura debe, en parte al menos, saber cómo arreglárselas por su cuenta. Debe ser parcialmente subvencionada a través de reformas fiscales, a través de fundaciones, fondos de desarrollo y similares que, por cierto, son las mejores formas para promover su pluralidad y libertad. Entre más variadas sean las formas de financiamiento para las artes y las ciencias, mayor será la variedad y la competencia que habrá en las investigaciones escolares. El Estado debería, de forma racional y abierta al escrutinio, financiar sólo aquellos aspectos de la cultura que son fundamentales para nuestra identidad nacional y las tradiciones civilizadas de nuestra nación, aquellas que no pueden ser conservadas solamente mediante los mecanismos del mercado. Estoy refiriéndome a lugares de patrimonio cultural (…), bibliotecas, museos, archivos públicos e instituciones de ese tipo que actualmente se encuentran en deterioro.

(…)

Considero inmensamente importante que nos ocupemos de la cultura no sólo como una de las muchas actividades humanas, sino en el sentido más amplio posible, la “cultura de todo”, las maneras públicas. Con esto me refiero principalmente al tipo de relaciones que existen entre las personas, entre el poderoso y el débil, el sano y el enfermo, el joven y el viejo, adultos y niños, negociantes y clientes, hombres y mujeres, profesores y estudiantes, oficiales y soldados, policías y ciudadanos, etcétera.

(…)

Debemos iniciar un programa a gran escala para elevar los estándares culturales generales. No es verdad que tenemos que esperar a ser ricos para ello; podemos empezar ya, sin una corona en nuestros bolsillos. Nadie puede persuadirme de que se requiere una enfermera mejor pagada para tratar mejor a un paciente, que sólo una casa costosa puede ser agradable, que sólo un rico mercader puede ser cortés con sus clientes…

(…)

Un cielo en la tierra en el cual todas las personas se amen entre sí y todos trabajen duro, con buenas y virtuosas maneras…esto no sucederá nunca. Por el contrario, el mundo ha tenido las peores experiencias con pensadores utópicos que prometieron tal cosa. El mal se mantendrá entre nosotros, nadie nunca eliminará el sufrimiento humano, la arena política siempre atraerá a irresponsables y ambiciosos aventureros y charlatanes…

…Pero yo me siento responsable de trabajar por las cosas que considero buenas y correctas. No sé si lograré mejorar ciertas cosas o, por el contrario, ninguna. Los dos resultados son posibles. Pero una cosa no admitiré: que pueda no tener sentido esforzarse por una buena causa.

.

Recuerdo cuando era la campaña electoral de Funes y yo le dije a mi amiga Graciela que debería decir que las cosas no van a cambiar de la noche a la mañana, que las cosas llevan tiempo y ella y su amiga Clara me dijeron que cómo iba a hacer eso, que no podía decirle eso a la gente. Creo que hubiera tenido más mérito si lo hubiera hecho.

* Les recuerdo que la libre traducción del inglés al español es mía. Así que no duden en ir a la fuente original si no confían en mí.

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s