La Última Tentación

El otro día iba junto a mis amistades poniéndoles gustos culposos de los noventa (Nada rebela tanto de mí como la variedad de mi aparato producido por Steve Jobs). En eso llegó el turno a “Me haces tanto bien” de Amistades Peligrosas, incluído en su disco de 1993, “La Última Tentación“. Si les soy honesto, cuando estaba chiquito, me daba un poco de angustia el video con los diablitos bailando. También tenía que ver con que en esas épocas se dieron mis primeros encuentros con la mortalidad familiar y pensar en estar bajo tierra me daba angustia, además de mi crianza cristiana llena de temores a las culpas, infiernos y demás.

Obviamente lo superé para convertirme en el sujeto extraño con fascinación por lo mórbido que soy hoy.

Hoy me levanté con la letra de “A mala idea” en la cabeza y me dije, en vez de hacer una entrada sobre el año que está a punto de terminar, ¿Por qué no hablar sobre 1993? ¿Por qué no? Vivir en el pasado es saludable, ¿verdad?

Bueno, empecemos.

En este blog podrán encontrar una gran elucubración sobre el disco “La Profecía” que le siguió al que nos ocupa. En él, el autor dice: “La pareja musical, y en su día sentimental, Amistades Peligrosas, compuesta por Cristina del Valle y Alberto Comesaña, era uno de los proyectos musicales de mayor éxito y más carismáticos de la 1ª mitad de la década de los 90… Amistades Peligrosas demuestran que a pesar de ser un grupo pop, sus reivindicaciones estaban también de vez en cuando presentes en sus letras… (En la intro de la canción “Angelus“) … ambiental y misteriosa a base de teclados y con esos coros celestiales, dan paso a una melodía con cierto carácter nocturno. La letra zigzaguea por una historia de corte bíblico sobre la creación, moviéndose en esas metáforas con doble sentido o lectura tan propias de las letras de Comesaña“.

Supongo que ahí radicaban las principales diferencias del grupo. Él estaba más interesado en lo oscuro y ella en las reivindicaciones sociales, evidenciado en temas como “Lágrimas de Metal” o “Quítame este Velo“. Quizá fue él quien dominó durante los primeros discos y, por eso, en “La Última Tentación”, el tema bíblico es el hilo conductor de la mayor parte del disco; sobretodo en la segunda mitad que, siendo honestos, es la más débil (Tal y como parece ser el caso de “La Profecía” según el citado bloggero).

Si es débil, ¿Por qué escribir sobre ella?

Porque me parece que aunque la ejecución no sea impecable, hay una idea general que me atrae. Además, haberle dado esa cohesión me parece aplaudible; sumándole lo iconoclasta del asunto. Como les dije antes, tengo una fascinación por estos temas.

Esta segunda parte (porque yo tenía el cassette) empieza con “Génesis” que, en su letra, dice: “Al principio de los tiempos dios creó cielos y tierra. Dijo dios: “hágase la luz” y la luz se hizo y la llamó día y las tinieblas noche, y en la noche estaba yo“. Supongo que uno puede pensar que se refiere a ser un animal nocturno y disfrutar la movida madrileña o cosas así (Tal y como el tema “Satán te invade” trata más sobre las drogas); pero yo a veces prefería imaginar que era el diablo contando su versión de los inicios. “Adan y Eva” no cuenta nada diferente de lo que ya sabemos. Le sigue “A mala idea” que cuenta la historia de Caín y Abel: “Y cada uno le ofreció al señor lo que tenían, dieron lo mejor. A Abel el “jefe” se lo agradeció y sin embargo a su hermano no. ¿Existe dios? tú y yo somos dos. Somos testigos de tu mala fe. A mala idea lo hiciste a mala idea a mala idea y a ti te ha castigado dios “.

Di que haré” es la transición a los tiempos modernos con sus relaciones destructivas. Le sigue el fin del mundo en “La voz de un ángel“: “Me miro me conozco me toco y me entiendo. Hoy vivo la verdad cada vez que miento. Diez años busqué el norte, luché por la luz. Creí en la revolución, todavía me atrevo a mirarme adentro para oir esa canción…En la voz de un angel“. Y terminamos con “La Última Tentación“: “Vi como a los niños les pelaba la piel, la tierra era un infierno; vi como los hombres sin nada qué comer, mutilaban sus cuerpos hasta cuando no pensando en los demás, yo los vi. Vi como los ángeles llevaban a dios las cuentas de tu vida. Caes, tú caes en busca del bien…

Y así termina el disco que quizá musicalmente no sea la gran cosa, pero que -como ya dije antes- tiene una congruencia y cohesión que hoy ya no se ven. Especialmente porque no abundan las letras con significado en el pop en español y, aún más, porque ya casi nadie escucha discos completos.

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s