La captura del Padre Toño

Antonio Rodríguez se hizo famoso el 7 de septiembre de 2010 por proponer que el gobierno dialogara directamente con las pandillas. Desde que lo hizo, la opinión pública lo conoció como el Padre Toño, el vocero de las pandillas, el que les llama “muchachos”, el amigo de mareros. Los medios de comunicación y el gobierno aplastaron la sola idea planteada por el Padre Toño y de paso lo aplastaron a él. (Fuente)

Después de propugnar por una plática con las pandillas y ser crucificado por todo el mundo que quiere que nada más los maten y tengamos leyes super extra hiper duras porque todas las anteriores han mostrado resultados maravillosos a largo plazo, el padre Toño se unió a la tregua que “no” ha salido del gobierno de Funes.

Ahora fue capturado y el fiscal Luis Martínez lo vincula con la mara 18. Hay que investigar, sí. Pero a mí me daría miedo estar en manos de nuestro sistema judicial tan corrupto, inoperante y utilizado históricamente como medio de presión. Peor aún, me daría más miedo ahora que me han vinculado públicamente con la mara 18 habiendo trabajado antes con la Mara Salvatrucha. Fácilmente se puede dar otro caso como el de Christian Poveda.

El asunto se siente raro, por haber sido él tan vocal en sus críticas contra la tregua, por las armas que supuestamente se le han vendido a las pandillas y porque estamos en un país donde tan fácilmente te pueden matar ahora “en legítima defensa“. En un país con tanta rabia y sed de sangre como la que se lee en los comentarios de esta noticia y en donde se deja libre a alguien con buenos conectes, ¿Cómo es posible no tomarse estas informaciones con cautela?

¿Cómo esperamos que las cosas cambien usando los mismos métodos que tanto daño nos han causado durante décadas?

Pase lo que pase, una cosa es segura, ante la opinión pública, la imagen del padre Toño ya la destruyeron y, aunque sea sobreseido, siempre achacarán esto en su contra.

¿Ven cuán importante es tener un sistema judicial confiable donde no exista la impunidad ni amnistías ni corrupción? Si estuviéramos seguros de que TODOS van ante la justicia y la enfrentan por igual, no tendríamos tanta desconfianza ante los fallos y actuaciones de los jueces.



ACTUALIZACIÓN 31/07/14. ¿Podemos tomarnos un tiempito para analizar por qué el fiscal habla como habla? Si siempre se indignara con los sospechosos, qué bueno sería; pero con el prófugo de la justicia, nuestro ex presidente Francisco Flores no se portó así. Quizá por la relación que mantenían.

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s