En un sábado santo

Ayer no escribí nada porque, como era viernes santo, no podía.

Mentira.

Solo me pareció una ocurrente manera de empezar esta entrada. Ríase ahora.

Mi tía y mi padre estaban rememorando sobre el sábado santo, luego eso dio rienda suelta al resto de la plática. Pero yo no quiero confundirlos, así que empezaré cronológicamente, con el viernes santo y sus prohibiciones: no escupir, no correr, no gritar ni subirse a los árboles ni decir malas palabras. Mi papá agregó que, a veces, podías encontrar piedras en la carretera a Olocuilta porque la gente no quería ver carros en la calle.

Ahora lo principal. En un sábado de gloria había que pegarle a los niños raquíticos para que crecieran. Además me contaron que su madre le puso calzoncillos viejos a un árbol. ¿Por qué? Porque había que ponerles calzoncillos o caites para que les diera vergüenza y dieran flores y frutos.

¿No era maravillosa la semana santa para un infante? Después de un día de estarse quieta, podían recibir unos buenos golpes a pesar del raquitismo y la desnutrición.

Luego hablaron del cadejo, del justo juez de la noche y sus roles protectores. Además de cómo Tlaloc castigó a esta princesa que era una madre negligente, convirtiéndola luego en la Ziguanaba. Su hijo, desatendido, alcanzó a subirse a la hornilla y se comió la ceniza, empezando esas prácticas alimenticias con las cuales hoy ya estamos familiarizados.

Yo encontré esto en wikipedia: “La leyenda salvadoreña de la Siguanaba cuenta que existió una vez una mujer llamada Sihuehuet, nombre que significa ‘mujer hermosa’. Sihuehuet era campesina de origen, pero usó sus encantos femeninos (además de brujería) para seducir al príncipe nahua Yeisun, hijo de Tláloc, desposarlo y convertirse así en princesa. De esta relación nació un niño al que llamaron Cipitío”.

Ahora puede sentirse mal por cómo la “Z” está quedando relegada y porque dicen que se le hace cara de caballo. ¿De dónde salió eso?

Y así, ya no nos queda más que terminar con un tema musical apropiado para cualquier fin de semana:

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s