Más Cosas

Hoy fui a traer el resultado de mi prueba de VIH (porque soy un hombre soltero responsable con el manejo de su sexualidad),

luego me fui a hacer un depósito al banco (porque tengo actividad en mi cuenta y quiero que usted lo sepa).

Ahí había una cola no tan larga, pero que no avanzaba. Medio podíamos escuchar que hablaban de cuándo la cuentahabiente se había mudado (¿?).

Yo seguía con mi libro y, finalmente, llegó mi turno.

Cuando llegué, me atendió la cajera. Atrás de ella había otra muchacha sacando unas copias.

La de las copias me preguntó: “¿Qué está leyendo?”

y yo contesté “Divas rebeldes” y sentí que mi pene se hacía más pequeño al pronunciar ese título (porque soy básico y machisto).

“Es que ahí lo veo que se está riendo…” me dijo y siguió en lo suyo, dejándome con esa sensación de invasión.

También me pregunté “¿Estaba coqueteando conmigo?” (porque soy machisto y básico…y me dejo llevar por mis impulsos primarios).

Pero, aunque me hubiera gustado, yo no me habría atrevido a hacer nada y ella, de todas formas, olvidó mi existencia.

La cajera luego retomó la invasión y me preguntó: “¿Y de qué se trata?” “Ahorita estaba leyendo la biografía de María Callas”, dije yo (porque quería saber si/de qué forma iba a reaccionar ante el nombre de la cantante). Y nada pasó.

Finalicé mi trámite y ahí terminó todo.

Luego me fui a leer los escritos de una amiga (porque me quiero sentir editor y me encanta decirle a la gente en qué se equivoca).

Luego seguí mi vida y vine aquí. Escribí esto e hice que usted gastara segundos de su vida leyéndolo.

Beckham

Este post es tan inútil como Victoria Beckham

Anuncios

2 comments

  1. Mauricio Jiménez · enero 23, 2016

    Jajajajaj el titulo del mensaje que callo a mi correo me trajo aquí, imaginando una historia de suspenso y moralejas, pero bueno, yo creo que la primera chica (la de las copias) si te estaba coqueteando, al menos mi mente pensó eso, re-confirmando cuando vos mismo te lo preguntaste.
    Saludos.

    • ex360 · enero 23, 2016

      Qué alegría que hayas llegado aquí. La historia es de suspenso (¿Qué pasará conmigo?) y la moraleja es “Nunca hay que dejarse llevar por el título de los e-mails”. 😉

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s