Tributo sinfónico a Soda Stereo

El día de ayer fui a ver el tributo de Soda Stereo en el teatro presidente. A pesar de promocionarse como “sinfónico”, contaron con un cantante. No recuerdo su nombre, solo que era guatemalteco y tenía buena voz.

Pero reconozca que, si usted vino a este blog, vino esperando algún comentario mordaz. No se angustie. No lo haré esperar mucho.

Mi boleto dice que produce Ricardo Zepeda. Así que me voy a imaginar que todo esto surgió de él, así:

  • “Hey bichos, hagamos un tributo a Soda”
  • “Puta, ca…démole pues. ¿Dónde?”, contestó un amigo suyo.
  • “Mirá, yo digo que lo hagamos en el teatro presidente”, respondió el.
  • “Puya, loco, ¡vergón!. Conseguite el patrocinio de unas polarizadas, que paguen los boletos de la mara y toquemos varios”, exclamó otro.

Así que fueron donde la cerveza suprema, patrocinadora oficial de los eventos snobs, y la cerveza suprema les dijo:

  • “Vaya, chivo. Los patrocino. Pero con una condición: que el Fito maneje las luces. El Fito siempre maneja las luces en mis eventos”.
  • “Va, vergón”.

Y el Fito siempre considera que las luces tienen que cambiar a cada rato y darle en la cara al público. “Cegar es motivar”, ese es su lema.

bote

Así me imagino a la cerveza suprema lidiando con la gente

Después alguien les dijo:

  • “Hey, puya, locos. ¿Y si algún pariente de Sánchez Cerén tiene un acto de la escuela ese día o quieren montar ahí su pastorela y nos cancelan el evento?”
  • “¡Ahuevo, ca! Tenemos que hacer esto más oficial”
  • “Puya, ¡que sea con la sinfónica!”

Y así fueron donde la Sinfónica, que no tiene fama de ser muy disciplinada. Así que asumo que ellos dijeron:

  • “Ay, vaya pues. ¿Pero saben qué? No creo que nos aprendamos todo el repertorio. Mejor armen ustedes una mitad y nosotros solo nos comprometemos a medio ensayar bien la otra”.
  • “Chivo, loco. Démole

Y así, a las 8:50 de un 26 de octubre iba empezando el evento programado para las 8PM. Era como un concierto que usted oiría en “Tekla Bar“, pero en el teatro presidente y con la sinfónica de fondo… si acaso lograba oír algo por la guitarra eléctrica. Al menos El Fito gozaba moviendo sus luces y llenando así el vacío en su vida.

img_7194

El Fito cegándonos porque eso es “cool”, aparentemente

 

Les tocó el turno de interpretar “Ella usó mi cabeza como un revólver“. Esa sí era una de las que había ensayado la sinfónica. Finalmente sonaba a algo sinfónico. Y entonces, ¡se vino el receso! Con solo 40 minutos de presentación.

El receso de 20 minutos duró media hora.

La segunda parte contenía lo que la sinfónica sí se comprometió a ensayar en mi ficción y, aún así, desafinaron varias veces. En lo personal me gustó lo que hicieron con “Té para tres“. Y así dieron las 11. A esa hora iba terminando este concierto que no estaba seguro de cuál era su target ni de qué quería ser, en donde lo sinfónico era lo más subutilizado. Pero, como ya les dije, el cantante era bueno y, como fan del grupo, disfruté la presentación. Solo me quedé esperando arreglos sinfónicos que hicieran esto más memorable de lo que en realidad fue.

Anuncios

3 comments

  1. Pingback: Ópera Queen | Ex360
  2. Aniuxa · octubre 28, 2016

    Quiero algo tropical

    • ex360 · octubre 28, 2016

      No hubo algo tropical.

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s