Reflexiones filosóficas de sábado

Si usted alguna vez escuchó “La hora de Sofía” en la YSUCA, por favor váyase porque aquí no encontrará más que desilusión por la humanidad.

Quería compartirles cosas de la vida.

Primero, una imagen sacada del brochure que promociona un tratamiento para el déficit de atención y/o Hiperactividad:

kid

Yo soy anticuado. Yo todavía prefiero estas soluciones:

Luego les comparto estas dos imágenes sacadas del libro que estoy leyendo. El libro habla de las celebraciones del Centenario que pretendían que la gente interiorizara los discursos pajeritos de viva la independencia y loor a la patria con los que muchos crecimos, además de crear “orgullo” y tradiciones. A propósito de estas fiestas pomposas, un editorialista escribía lo siguiente:

12

Me hizo pasar de “Jaja, ese soy yo” a “este tipo seguro escribiría actualmente para El Diario de hoy” y a él también seguro le aplicaba esta imagen que me compartieron:

15175363_1258305110858025_1747957915_n

Más adelante en mi sábado, me encontré en el tráfico. A mi lado derecho estaba un mupi con publicidad de ropa para niños, St. Jack’s o quizá de Simán inclusivo para niños. No sé. Todo se me hace igual y, por suerte, no tengo que andar buscando ropa para mini versiones de mí mismo a través de las cuales revivir mis glorias pasadas. Lo importante es que en él se ven 3 niños rubios y blancos, típicamente salvadoreños. El de en medio es el típico niño bueno. A su lado derecho, está otro niño, el “cool”, apoyándose en su hombro. Me dije: “¿Qué padre se dirá a sí mismo: Quiero que mi hijo sea un mini bro insoportable a quien todos le quieran pegar a la menor oportunidad?” Luego pensé que tal vez querían llegarle directamente al niño consumidor para que le diga a su mamá: “Mamá, por favor, comprame la ropa del niño cool de los anuncios“. Lo siento, pero, en mi experiencia de vida, (a) Ningún niño quiere jamás recibir ropa como regalo y (b) Los padres jamás le hacen caso a los niños en cuanto a looks.

Y mi reflexión sabatina terminó al ver a mi lado izquierdo un carro en cuyas ventanas había cuernos de renos. ¿Quién le pone cuernos de renos a su carro? Estamos en El Salvador. Hace calor, jamás nieva y aquí no hay renos.

i-give-up07

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s