Fui al Mercado Cuscatlán

Spoiler alert: No es color cyan.

Hoy alrededor de las 3 de la tarde llegué al Mercado Cuscatlán. Por suerte había un espacio afuera en donde me estacioné, evitándome la larguísima cola para entrar al limitado estacionamiento. Fui porque quería conocer la super biblioteca.

Me di un recorrido por el lugar y sentí que era como estar en un “Multiplaza para ti, proletario“. Pero está bueno obligar a que la gente, aunque sea por curiosidad, llegue más abajo de El Salvador del mundo. Aunque debo decir que, honestamente, no vi tanta afluencia en la propia zona de las ventas. Había más gente cerca de la nevería y, por supuesto, en las terrazas donde se puede comprar alcohol y comida (a precios no muy de “mercado”).

Pero entremos a la biblioteca. Vamos, amigos, ¡acompáñenme! A eso vinimos.

post-57255-bob-ross-im-glad-you-could-joi-nitp

Primero lo más importante: sí tiene más oferta que la biblioteca nacional (Triste) y muchísimas más existencias que la de Nuevo Cuscatlán (sorry, but it’s true). Están los típicos libros que se encuentran en cualquier lado (Coelho, la Allende, Platero y yo), pero también hay cosas buenas (no exóticas como manuscritos originales o algo distinto a lo que hallarías en una librería “nice” de aquí). Lástima que solo sean para leer ahí (y que no haya tantos asientos), pero tal vez sea algo bueno para que se entretengan los hijos de las vendedoras. Hay una sección para niños y también creo que había recopilaciones de comics para ellos, los geeks y demás perdedores(*). Sí había bastante afluencia. Muchos probablemente iban por las computadoras porque todas estaban ocupadas. Aunque quizás otros iban atraídos por unas pantallas en donde se proyectan los videos que ha estado filmando arduamente el equipo de PR que siempre acompaña a Nayib. Mostraban el arbolito de la San Martín y, en algunos otros momentos, aparecía su esposa (futura primera dama) bailando ballet con su compañía #NuestraGaviota. 
 
nepotism 

Cuando encontré un libro de fotografías sobre la historia del rock, me senté en un sillón a disfrutar mi lectura; pero fui interrumpido por la cercanía de dos mujeres y un hombre que habían elegido varios libros (que seguro no pusieron de nuevo en sus respectivos estantes). Estaban más hablando que leyendo y estaban haciendo crítica de los poemas que leían. Jamás añoré tanto el analfabetismo como en ese momento. 
 
keep-calm-and-please-kill-me 

Como soy un anciano, me dio hambre temprano y salí a buscar comida. Ahí verifiqué lo que mencioné antes sobre los precios no muy accesibles. Vi el atardecer desde ese otro ángulo de la ciudad y, de repente, voltée y los tres personajuchos estaban cerca de mí buscándose una mesa. Huí. Terminé comiendo pupusas rodeado del coro de la iglesia de la Luz del Mundo que había dado concierto hacía unos minutos. Después me tentó la cercanía y pagué cinco accesibles dólares para que me cortaran el pelo. Sí, me encontré con una barbería con uno de esos logos “machos” de un tipo barbudo, para el hombre de hoy, con ansias de spa pero que no quiere que su frágil virilidad se vea amenazada.  
El peluquero hizo tiempo entre su plática con el amigo para darme unos tijerazos.Ya con mi genial corte, volví a entrar lleno de confianza a la biblioteca y me puse a ver un libro sobre 100 películas del siglo XX que me hizo sentir ignorante. No lo disfruté tanto porque ya se sentía más fuerte el aire acondicionado y me estaba congelando. Salí de ahí alrededor de las 7:30 PM.Al menos me dejó con ganas de volver: quiero ir a hojear uno con una selección de portadas de discos y otros dos sobre desnudos. Quiero ir a crear polémica en el ambiente familiar. 
 
En conclusión le doy 4 estrellas de cinco, porque cierran a las doce y porque brinda una posibilidad perfecta: decirle a un grupo de amigos “hey, vamos a chupar al mercado, ¡A la terraza” y, si me aburro, puedo decir “Ya vengo. Voy al baño” y me puedo escapar a la biblioteca que, ojalá, eventualmente tenga tanta variedad como la de la UCA y prohiba que la gente hable o se comporte de manera sociable. 
 
(*) Un chascarrillo para un gran amigo mío…que es geek y perdedor.

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s