Más pensamientos aleatorios

Como asumo que les gusta enterarse de mi vida, he vuelto aquí a escribir cosas sobre mí. Todo empezó cuando fui a buscar una cacerola. ¡No creerás lo que pasó después!

757

Fui al dolar city del paseo porque decir “compré mis cosas chinas en la Escalón” tiene más categoría. Luego me di cuenta de que van a abrir otra sucursal donde antes estuvo 3 puntos, donde antes estuvo Goldtree. China le ganó a España que antes le había ganado a Alemania (digamos). El análisis sociopolítico cultural dialéctico post-segunda guerra mundial empezó a surgir en mi cabeza, pero en eso vi un rótulo de pepsi con quien ahí decía que era J Balvin. Yo no sabría distinguirlo en ningún lado. Ya llegué a esa edad. Para mí se parece a Maluma. Entonces me dije “Entre ellos, ¿Quién es la Britney y quién es la Christina, quién es la Whitney y la Mariah, la Thalía y la Paulina, quién es “Hola El Salvador” y quién “Viva la mañana”? Ustedes respondan. Hay preguntas que me planteo pero no necesito responderme. Filosofía ¿para qué? preguntaba Ellacuría. Es un gozo darle un sabio uso a mis neuronas.

2 personas distintas

2 personas distintas

En el dolar city solo había una cacerola. Una. Literalmente. Tenía el mango aguado, así que no la compré.

Caminé al vidri que está ahí cerca.

Ahí había cacerolas carísimas, pero encontré dos del típico color azul que tienen los utensilios que las familias llevan cuando acampan (Si usted lee esto en el futuro, agradezca que puede ir a acampar y ya no teme que su agua esté contaminada con cianuro). Con lo que valía una de las elegantes me compré dos de esas. Cuando llegué a la caja, esta fue la conversación con la que atendía (más o menos):

  • Qué bonitas están
  • Sí, eran las más baratas -dije yo.
  • Yo no las había visto. A ver si no se pegan.
  • A ver
  • Cúrelas con aceite caliente. ¿Para usted son?
  • ¿Usted cocina?
  • Sí (““, era la respuesta más sincera)
  • Vaya
  • ¿Por qué?
  • Es raro
  • Mire cómo estamos. Si debería ser lo más normal del mundo.
  • Sí, no lo digo por preferencia sexual. Está bien, pero los hombres casi nunca compran cosas de la cocina aquí, solo refrigerantes y cosas para el carro.

Me reí

FIN.

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s