Ricardo, Nayib, Johnny, Juan, Evangelina y los demás

La semana pasada (y esta, aparentemente) han estado llenas de cosas que han hecho burbujear mi interior y no en un buen (o erótico) sentido .

Solo hice un par de comentarios venenosos cuando Nayib salió encendiendo las luces del teatro nacional. Hasta ahí me quedé. Pero ayer el Facebook abusivo creyó que me interesaría este post sobre el nuevo ballet de la Alcaldía. Esto más los personajes que siguen me llevaron a desahogarme en este post que quizá solo interese a un par de personas, pero que quiero dejar plasmado como referencia para el futuro.

Teatro Nac - Camaro27

Foto de Carlos Rodríguez Mata

Para empezar: No, Nayib. No estás enseñándonos el teatro iluminado por primera vez. No estás llevándole la luz eléctrica a los indígenas de Tehuiste Abajo. La foto de arriba no es de esta semana. El mismo teatro la subió en septiembre del año pasado. Me desespera esa tónica del discurso de Nayib, de mesías que viene a arreglarlo todo. Puede que sí tenga buenas intenciones, pero hasta ahora yo lo que más veo es la campaña, el poder adquisitivo, el gran manejo de redes sociales y manipulación color cyan. Con lo del ballet, veo nepotismo. ¿Nadie le dijo cómo se vería eso dado que su esposa es bailarina? De nuevo, veo las posibilidades que te da el poder, el dinero y estar bien conectado.

Este mismo fin de semana nos dio a otra novedosa propuesta política nacional: Ricardo Velázquez Parker; pero sobre ese chiste ya manifesté todo lo que iba a manifestar.

El domingo El Diario de Hoy le regaló otro espacio para incoherencias a Evangelina del Pilar de Sol. No voy a enlazarlo. Si a usted le interesa, búsquelo. Yo solo les dejo la parte final que es la mejor muestra de cómo funciona el cerebro de esta señora y de cómo ese periódico le deja a la gente pistuda decir cualquier babosada, lo cual no harían con un pobre diablo como usted o yo.

Pili fin

¿Como se darán cuenta de cuando ya esté senil la mujer si no habrá diferencia alguna?

 

Y hablando de homofobia e intolerancia, Javier Simán anunció su candidatura con el slogan de “Mi gente” que no solo yo asocié con “Radio cadena mi gente“, lo último con lo que este señor querría verse relacionado. Tiene una imagen colorida y se supone que está más cercano al populacho, a usted, a mí. A pesar de que no haya ninguna persona sentada (o parada) cerca de él. Por favor. Este señor empresario no podría estar más desconectado del mundo real. Luego viene el otro pre-candidato pre-fabricado que sorprendió a nadie al dar a conocer su interés en la presidencia: Carlos Callejas.

Qué horrible tener tanto candidato falso con esta envoltura de “novedad” y “cercanía”. Y esto me lleva a lo del anuncio de Johnny Wright y Juan Valiente (un político menos) de que ya no pretenderán ser candidatos a diputados de ARENA en el 2018. Me gustaría creer que esto puede llevar a políticos independientes y dispuestos a rendirle cuentas a la ciudadanía. Pero no. Yo ya no me creo esos cuentos. Ninguno de estos puede hilvanar sus discursos de manera coherente (a menos que los estén leyendo y, en el caso de Johnny, ni así). Funes sí podía y ya ven qué pasó. Yo lamentablemente no creo que nada nuevo salga de estas manifestaciones políticas.

Realmente no creo que necesitemos ni un político(a) cool, ni guapo ni buena onda. Yo, por lo menos, no necesito que me vendan la misma cosa con un empaque brillante y moderno tipo boquitas Diana. Realmente prefiero a alguien aburrido que haga bien su trabajo aunque no use estúpidos emojis y no me enseñe su diversión en instagram. A todos estos ya los veo creando su propio partido el próximo año y haciendo alianzas con Nayib cuando el Frente no lo deje hacer lo que quiera porque, por supuesto, Medardo y compañía seguirán mandando y cerrando las puertas a quien no piense como ellos, exactamente como ARENA ¡Y todos los otros partidos!, porque así son las reglas del juego en el interior de estos institutos y así es también el horrible sistema político que tenemos en este país en donde ni usted ni yo contamos, como bien muestra que no tengamos una maldita ley de aguas a pesar de que ni usted ni yo podemos vivir sin eso.

os

Anuncios

¿Está de acuerdo o quiere mandarme a la chonguenga?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s