Destino CIFCO

En estos tiempos que corren en El Salvador, el maravilloso equipo de venezolanos que asesora al gobierno (y que seguro busca expandir sus servicios a Guatemala y a Honduras) le puede dar vuelta a tantas cosas, como cuando toda la maquinaria trollera quería presentar el bypass de La Libertad como un logro Bukeliano, en vez de darle más pompa al trabajo hecho con el maravilloso “puente de las 72 horas“:



Para que las pequeñas cosas no queden olvidadas por gente ingrata, aquí queda el programa de actividades abiertas para la población. FINALMENTE hay acceso a cultura. Eventos de calidad. ¿Ya ven que sí había estrategia?
Es super internacional. ¿Quieren algo de Argentina? Ahí hay un tributo a Los Fabulosos Cadillacs. ¿Quieren algo de México? Ahí hay un especial de Caifanes. ¿Quieren algo más de Francia? ¡Ahí hay mimos!!
Mimos.

¿Cuándo han visto a gente salvadoreña con la cara pintada de blanco? ¿Cuándo han podido ver cómo se acumula el sudor en la punta de sus narices y el sudor les chorrea por los lados en este clima nuestro? ¡Nunca! Gracias a esta gestión nos estamos acercando cada vez más al primer mundo… así como cuando Bukele encendió el teatro nacionalpor primera vez“.

Si está en el extranjero, arrepiéntase de no haber estado aquí para este programa digno del primer mundo:

Post elecciones 2021

El pasado 28 de febrero, como se tenía previsto, “Nuevas Ideas” ganó la mayoría en la asamblea legislativa. Lo que no se tenía previsto era que ese partido tendría una mayoría absoluta y que además gobernaría muchísimas alcaldías del país, incluyendo las de Arcatao y Nueva Trinidad, dos municipios afectados por la militarización en la frontera y cuyos alcaldes, según Bukele, criticaron esto por “sus nexos con el narcotráfico“. Una de las muchas cosas que Nayib Bukele puede decir sin presentar pruebas y sin que haya consecuencia alguna.


En esta elección no se votaron por personas. En esta elección se votó por Bukele, por la “N de Nayib“. Esa fue la campaña electoral. No importaban los horrendos candidatos (A) (B) (C) (C.1), ni sus (inexistentes) propuestas. El único mérito que necesitaban tener era haberle lamido y estar dispuestos a seguir lamiéndole los zapatos a Nayib. El mismo partido del descarado Guillermo Gallegos se publicitaba con “vota por diputados que trabajen con Nayib”.

Neto Muyshondt (ARENA) se debatió entre mantener (un poco) de su dignidad, pelear con Rolando Castro (team Bukele) y recordarle a la gente que él también había trabajado con Nayib: para tener proyectos como el del Parque Cuscatlán y la videovigilancia por la que aumentarán los impuestos. No le resultó. La alcaldía capitalina regresa a Nuevas Ideas, de la mano de Mario Durán que prometió el regreso de “Una obra x Día”, programa que cuenta como “obra” poner un portón en una comunidad (por supuesto que con el respectivo rótulo, quizá más caro que la obra misma). Lidió con una campaña en su contra bastante familiar:



Funcionó el bombardeo constante de “vota por Nayib”, quien mantiene su popularidad, a pesar de los señalamientos a la gente que le rodea y al manejo de fondos durante la cuarentena.

Sin embargo, me llama la atención que no hubiera un ambiente de celebración a pesar de la aplastante victoria, que el ambiente fuera raro. Si es parte de la expresión popular, ¿por qué no el mismo júbilo de cuando ganó Funes, por ejemplo? (Yo fui uno de los ilusos que salió a celebrar, por cierto). No estoy hablando de fraude como Muyshondt (o como hiciera Norman cuando perdió las presidenciales). Solo estoy preguntándome por qué la diferencia. “Nuevas Ideas” no ha sido de mover gente en las calles, excepto a manos de Ricardo Monge (STISSS) libre e impunemente en medio de la cuarentena (como otros). La única vez que movieron gentes, usando las mismas técnicas del FMLN para ir a amedrentar a la Fiscalía por el caso Troll center, ya se le estaba saliendo todo de las manos al prezi. Esa no es ahora su narrativa sobre el 9 de Febrero, pero ya llegaremos ahí.

Sigamos preguntándonos de dónde vienen estos votos ¿Es gente que cree que Bukele es de izquierda porque alguna vez prometió “desmantelar el neoliberalismo” a los estudiantes de la UES? ¿O es gente que cree que “ya dejamos atrás las ideologías” y “pasamos la página de la post-guerra” sin pensar que esta es la mejor zafada ante la incongruencia de sus actos?

¿Fue el poder de la propaganda electoral?

¿La gente que votó por Nayib está cegada por su discurso, por el aparataje mediático, su propaganda constante, por los $300 dólares que recibieron (sin importar la desaparición de TREINTA MILLONES en el proceso) o por las computadoras? ¿No saben de las acusaciones de corrupción o deciden ignorarlas?

Yo creo que hay más cosas. La dilución del voto “cruzado” vs “La N”, quizá. El rol de los “Hermanos lejanos“, tal vez. La ilusión de que, así como se ganan unos centavos por pasar tuiteando para defenderlo, les va a llegar un huesito sin importar sus capacidades, tal vez. Quién sabe. El abstencionismo se mantuvo entre lo tristemente “Normal” para El Salvador. Así que sacar más gente a votar no lo lograron los youtubers.

El otro factor importantísimo a considerar es el enojo. Si la gente “castigó” tanto a ARENA como al FMLN con estos resultados; pero, especialmente, al último, de quien se esperaba mucho más. Si es así, esto quiere decir que la gente es capaz de meterse en un huevo grandísimo voluntariamente y echar a la basura la incipiente “democracia” y el “Estado de Derecho” que tenemos solo para demostrar un punto… o quizá porque es la única salida que ven. El FMLN no da muestras de que vaya a hacer un análisis distinto al hecho después de perder la presidencia. Siguen dispuestos a que José Luis Merino siga ahí, a pesar de los señalamientos en su contra (Y por supuesto que defendido por Schafik Jr. de “Tu Solidaria“). Tal vez haya quienes piensen que, a estas alturas, es válido que “alguien nuevo” robe (aún cuando entre esos nuevos, vayan “los mismos de siempre” versión 2.0 como Walter Araujo).

Aún se disputa la alcaldía de Arcatao, pero seguramente quedará en manos de Milton Monge, exmilitante del FMLN (y de las FPL). Al ser entrevistado por Gatoencerrado, dijo lo siguiente:



¿Este es el precio que hay que pagar por un cambio en las cúpulas? ¿De verdad se racionalizan los abusos de poder, la mililitarización de las zonas, el desprecio a las víctimas de la guerra y a sus familiares? ¿Se puede dejar esto de lado o simplemente se acepta como un costo porque mandar ese mensaje y llegar al poder es lo más importante? ¿Qué se le contará a la gente que visite un día “surf city” y luego quiera aprender de los sitios duramente golpeados por la guerra? ¿”Toda esta gente murió, pero ahora ya sus muertes no nos importan y sus ideales y los míos ya los mandé al carajo. Antes peleábamos por una sociedad civil sin yugo de militares, pero hoy son lo máximo, hoy nos defienden hasta de las langostas“?

Mientras nos enredamos en este análisis, esta nueva asamblea podrá elegir fiscal general, procurador de Derechos humanos, bloquear más el naciente Instituto de Acceso a la información pública y elegir magistrados para la Corte Suprema. Gente como Carlos Bruch podrá elegir quién fiscalizará el trabajo que haga junto a Conan Castro.

Pero, ¿es la gente ingenua por no valorar nuestro Estado de Derecho y no dar importancia a claras violaciones como la del 9F cuando Bukele entró a la asamblea con el ejército y en complicidad con Guillermo Gallegos?
No.
Al Estado de Derecho se le ha hecho de menos desde siempre. Norman habló de fraude cuando perdió las elecciones y dijo:

Nuestra Fuerza Armada está pendiente de este fraude que están fraguando. No pueden jugar con la voluntad de un pueblo, no pueden trastocar los cimientos de nuestra democracia

Norman Quijano (X)


El mismo FMLN cada vez que la sala de lo Constitucional daba un fallo que no les convenía, decían que era porque estaban al lado de las élites. Ahora dirán “pero al menos cumplían las resoluciones”, a diferencia de Bukele; pero estamos hablando de la minimización del rol de este grupo colegiado. El mismo Mauricio Funes avaló el decreto 743 que pretendía que las sentencias de la Sala solo tuvieran validez cuando fueran tomadas por unanimidad, algo prácticamente imposible. Fue también Funes quien puso a un militar al frente de la seguridad pública y sacó el ejército a las calles a cumplir tareas de seguridad, a pesar de lo pactado en los acuerdos de paz. A estas alturas ya lo naturalizamos. La falsa noción de seguridad nos hace estar dispuestos a renunciar a muchas garantías básicas. Después de todo, es el “nuevo ejército” (como lo anuncian constantemente en canal 10), sin importar que –como dentro de la PNC– la misma gente siga manteniendo el poder y tomando decisiones.

Funes también le terminaría dando otra herramienta a Bukele para descalificar a FACTUM (y al resto de medios críticos) con la forma de pagarle a Héctor Silva.

Todo eso lo está disfrutando Bukele hoy. El que siembra vientos cosecha tempestades.



Los seguidores de Bukele, como Milton arriba, son capaces de disculpar berrinches como el que Bukele hizo el 9 de febrero de 2020 para presionar por la aprobación de otro préstamo más. Lo importante es “cambiar la conversación”, disculparse y aceptar errores jamás. Eso es de débiles. Lo que hay que hacer es atacar a quien señala el error. De ahí su ataque constante a la prensa y sus intentos por hacerse de un medio que lo alabe, el “Noticiero El Salvador”. El equipo de Bukele sabe que, afuera del país, nadie con dos dedos de frente se dejaría llevar por La Brittany, José Youtuber o el peligroso algoritmo de Tuiter o facebook que permite ver solo mensajes y contenido semejante o que nos agradará, convenciéndonos de que nuestro pensamiento es el de la mayoría.

Muchos pensarán a estas alturas, ¿Qué nos queda por perder? “Nuevas Ideas” viene a romper el bipartidismo y a ser disruptivo. Lo mismo que muchos desde su privilegio pensaron de Donald Trump. Porque “los defensores de de Derechos Humanos solo defienden a mareros” y ¿qué importa que se vaya desmantelando Ciudad Mujer si yo no voy ahí? ¿Qué importa si yo no corro el riesgo de que me revictimicen después de una violación sexual? ¿Qué importa si la Secretaría de Inclusión social se desmanteló? ¿Qué importa si dejan el tema como algo de ínfima importancia que puede quedar dentro de las responsabilidades del ya inútil Ministerio de Cultura? ¿Qué importa si Suecy no dice ni pío sobre la muerte de personas trans? ¿Qué importa que su inoperancia sea premiada con encabezar el ISDEMU? ¿Qué importan los derechos sexuales y reproductivos? Yo no soy una adolescente abusada en su casa, ni tengo una. ¡Yo lo que quiero es reírme con La Choly, Walter y el recién arrestado Roberto Silva!


Esa es exactamente la situación. La gente jodida se jode todavía más y en vez de avanzar tiene que pasar los siguientes años desgastándose por luchar por mantener la pizca de logros obtenidos y aguantando el odio/homofobia/misoginia promocionado por el presidente y su gente.

Por ese odio que se ha dejado pasar vuelve a haber amenazas contra un sacedote de Arcatao, por eso el vandalismo reportado en Guarjila contra autos de gente aliada con el Frente, la misteriosa muerte del candidato del PCN en Nueva Trinidad y ¡El asesinato mismo de partidarios del FMLN a manos del equipo del Ministerio de Salud! Todo eso no ha pesado en lo absoluto. La PNC misma diseminó la estrategia presidencial de que se trató de un fuego cruzado, aún cuando el automóvil de la gente de Salud no tenía ningún disparo.

Nada ha importado dentro de nuestras fronteras. Todo esto se ha dejado pasar y se le dio a este partido carta blanca para que siga haciendo esto o cosas peores. Veremos dentro de tres años cuántas otras cosas habremos disculpado y dejado pasar, esperando que papá Estados Unidos nos cuide porque somos de máximo interés y la soberanía también vale un carajo… veremos cómo estamos cuando nos estén preparando para decir “presidente Mario Durán”.
Así es de horrenda la situación.


Tal vez este podcast de ENTRE LÍNEAS (hecho antes de las elecciones) sea de más utilidad que todo lo que yo he escrito:

ACTUALIZACIÓN 22/3/21. GANA se quedó con el diputado de Cabañas. Así que NUEVAS IDEAS tiene 55 votos. Seguro le costará mu$ho a la presidencia llegar a la mayoría calificada.

“Hearts of Darkness”

Voy a empezar a escribir esto aclarando que “Scarface” me parece una película horrenda y una de las muestras más claras de que los latinos hemos sido siempre intercambiables en Hollywood. Tan no importamos que basta con que estemos de relleno y demos el color de piel necesaria. Ni hay que ponerle atención a las horrendas actuaciones… Espero que ya con esas palabras se hayan ido algunos “bros” o los dueños de la barbería “Ruffians” con su romantización de “viriles” gángsters.

Empecé con Brian de Palma porque este post trae más sacril3gi0s: No pude ver “Apocalypse now” de corrido. Lo hice en dos sesiones y en la segunda estuve a punto de darme por vencido. El principio y el final son un bodrio.

Ya había oído por algunos lados que el documental sobre la realización de la película era mejor que la película en sí. Finalmente la pude ver “l3galm3nte” y concuerdo con esos juicios. Menos mal que Eleanor Coppola estuvo ahí para captar todo lo que pasaba y los miedos MUY JUSTIFICADOS de su esposo. Realmente solo él era capaz de ver lo que estaba pasando y que, claramente, no sabía cómo terminar la película. El documental deja claro porqué el ritmo de la película cambia totalmente cuando el grupo ya se baja del barco y se acerca al personaje de Marlon Brando, por qué la interacción con él es tan tediosa y por qué el personaje de Dennis Hopper se siente tan fuera de lugar y de tono. Coppola termina haciendo la película pretenciosa que temía hacer.

En mi opinión, podíamos quedarnos únicamente con el viaje en la balsa por el río. Así quedan 90% de las escenas icónicas y de todo lo que logró filmar haciendo uso de los recursos estatales de Filipinas que le alquiló Ferdinand Marcos (!!). En el barco mismo podíamos saber de dónde venía Martin Sheen y, eventualmente, cuál era su propósito. Todo lo anterior podía eliminarse. Y, al final, ¿hubiéramos sufrido si no llegaba a su destino? El mismo Coppola se debatía por hacer su propio final, pensando en que no podía dejar las preguntas planteadas sin respuestas; pero, al final, termina dando respuestas tan insulsas -y alargando la película aún más- que un final abierto hubiera sido mejor. ¿Necesitábamos el monólogo de Brando?

No pensaba volver a ver la película. Ahora mucho menos podría hacerlo. Ya no podría ignorar el dolor de cabeza que fue tener a Marlon Brando ahí, sin haber leído el libro que sirvió de base para la historia y sin haber hecho el esfuerzo de bajar nada de su sobrepeso y, peor aún, habiendo aumentado y rehusándose a incoporar eso al personaje. ¡Y estar dispuesto a quedarse con el anticipo de un millón de dólares si no lo llamaban a filmar cuando se había previsto!

El otro mal sabor que me queda con el documental es ver hasta dónde llevó Coppola a Martin Sheen. Al menos reconoce que venir de ganar Oscars y tener pisto, lo hacían tener una posición de autoridad incuestionable. Es obvio que no estaba cuidando ni al elenco ni al equipo ni a la población del lugar (Sí, explotada). Estaba en su momento “creativo” y todo lo demás era algo incidental. Ojalá pudiéramos decir que esto hoy ya no pasa, pero claro que sí. Ser “genio” da licencia para hacer muchas cosas.

Y ya. Esa es toda mi reflexión. Al sacar esto de mi cabeza, tal vez vaya también soltando el aturdimiento que todavía me queda por las recientes elecciones. Si no, tendré que venir a sacar eso aquí también. Ya veremos.